Receta de salsa teriyaki fácil y rápida

Receta de salsa teriyaki fácil y rápida

Salsa teriyaki

Salsa teriyaki

La salsa teriyaki es una salsa típica en los platos orientales. Está muy rica y es fácil de cocinar, ayudándote a dar variedad a tus platos y un mejor sabor. La salsa se basa en la de soja, pero realizada con un proceso de cocción especial del mismo nombre. El nombre viene de la fusión de “Teri” y “Yaki”. El primero significa brillo y el segundo asado.

La receta es fácil de hacer y tiene ingredientes muy fáciles de conseguir. Eso sí, vamos a cambiar el clásico sake por vino tinto, ya que se puede cocinar con cualquier bebida alcohólica. Vamos a verla paso a paso.

Receta de salsa teriyaki

Para hacer esta salsa vamos a necesitar 100 ml de salsa de soja, una cucharada de jengibre en polvo, dos cucharadas de azúcar moreno, una cucharada de almidón de maíz y 3 cucharadas de vino tinto. Además, necesitaremos 50 ml de agua a temperatura ambiente.

La receta se hace en unos 10 minutos y es de baja dificultad. Ese tiempo será el que tarde en cocerse el vino con el resto de ingredientes, tiempo suficiente para evaporar todo el alcohol y hacer que se mezclen perfectamente.

Pasos para hacer la salsa

El primer paso que vamos a seguir en esta receta es evaporar el alcohol al vino, para que no quede absolutamente nada de él. Simplemente metemos el vino en un cazo a fuego fuerte durante unos minutos. ¿Cómo saber que ya no hay alcohol? Por el olor, el cual se irá suavizando con el pasar de los minutos. Después de eso, le bajamos el fuego y añadimos salsa de soja, jengibre en polvo y azúcar moreno, removiendo unos minutos más.

Mientras se está haciendo, vamos a mezclar almidón de maíz y agua templada, haciéndolo hasta que se haya disuelto por completo. Vertemos el almidón en el cazo hasta que la salsa espese, retirándolo del fuego y dejando enfriar. ¿Quieres otra textura? Puedes hacerla más consistente con almidón de maíz en mayor cantidad o más líquida incorporando más agua.

Después de esto, ya tendremos nuestra salsa lista para servir y acompañar en nuestros platos favoritos, los cuales veremos después.

¿La salsa engorda?

Una de las preguntas habituales es sobre si la salsa engorda. La realidad es que no demasiado si se echa en pequeñas cantidades. El único problema es que tiene carbohidratos simples, pero la cantidad de salsa no suele ser demasiado grande para que suponga un problema significativo. Asimismo, hacer ejercicio frecuente hace que se queme de una forma sobrada, así que podrás disfrutar de una cantidad moderada sin culpa.

Lo más importante, es consumirla con mesura. Con una pequeña cantidad ya conseguirás darles ese sabor adicional a los alimentos. Además, puede ser bueno para personas que hacen dietas, ya que los condimentos ayudan a darle un mejor sabor y hacer la dieta más fácil.

Consideraciones

La primera consideración es que el alcohol debe evaporarse bien. Si quedan restos de alcohol, el sabor se estropeará, además de dejar de ser apta para todos los públicos. A pesar de que la cantidad de alcohol de esas cucharadas de vino es pequeña, los menores no deberían tomar ni una gota, así que asegúrate de eliminarlo por completo al cocinarlo.

Por lo demás, es una salsa que tiene propiedades saludables. Contiene jengibre, un condimento con una gran capacidad antioxidante. En concreto, es capaz de neutralizar la formación de radicales libres y su acumulación en el organismo, previniendo así las patologías crónicas y complejas que pudieran surgir.

Además de la salsa que hemos visto, se pueden hacer variantes. Por ejemplo, echando un poco de ajo, conseguimos algo parecido a la salsa bulgogi coreana. También se puede añadir aceite de sésano, para darle un sabor adicional y otro toque.

¿Con qué acompañar la salsa teriyaki?

Ahora que ya tienes la salsa, querrás empezar a utilizarla en tus platos. Lo bueno es que es bastante versátil, combinando con pescados como el bacalao, la caballa o el atún, además, de combinar con ensaladas. En la comida japonesa, es habitual combinar la salsa con tallarines en wok y con verduras.

Además, se puede combinar con cerdo, berenjenas asadas y hacer el famoso pollo teriyaki. Es más, incluso podrás crear tus propias recetas con este toque oriental, utilizando esta salsa donde quieras.