Cómo aprovechar el pan duro en el Día Mundial del Pan

Aprovechar pan duro

Aprovechar pan duro

Aprovechar pan duro

El Día Mundial del Pan celebra una fiesta en honor a este mítico alimento, que nos ha acompañado durante milenios. El pan le gusta a prácticamente todo el mundo, aunque a veces nos pasamos comprando. Eso hace que nos sobre una parte, quedándose el pan duro. Además, algunos panes caseros se pueden poner duros debido a errores en la receta, cocinándolo con demasiado vapor, con mucha harina o poco trabajo en la masa.

En cualquier caso, es posible recuperar el pan duro y hacer un montón de cosas con él. ¿Quieres conocerlas? Pues vamos a explicarte cómo puedes aprovechar este pan duro que en condiciones normales parece incomestible.

Trucos para aprovechar el pan duro

Vamos a ver algunos trucos para aprovechar el pan duro, es decir, para darle otro uso culinario al habitual. Veremos cómo hacer pan rallado, cómo hacer tostadas con él, como hacer unos picatostes y algunas recetas de cocina.

Haz pan rallado

Lo primero que veremos es cómo hacer pan rallado. Este pan sirve para espesar salsas y para rebozar, además de dar cuerpo a algunas preparaciones. Mucha gente lo compra, sin saber que se puede hacer con el pan duro y así reutilizarlo.

Es tan fácil como moler el pan duro con alguna máquina especial o rascando con un cuchillo. De este modo, te quedará triturado y en polvo, listo para utilizar de la misma forma que el de la tienda. Este uso del pan duro es muy habitual en las casas y seguramente se lo hayas visto hacer a tus familiares mayores alguna vez. Además, puedes hacer gazpacho con él, dándole muchísima consistencia a esta famosa bebida española.

Haz tostadas

Una buena forma de aprovechar el pan duro es hacer tostadas con él. Córtalo en rodajas y tuéstalo, utilizando para ello el horno, la tostadora, la sartén o incluso el microondas. Ahora ya tendrás un pan tostado totalmente funcional, listo para desayunar o para hacer cualquier tipo de canapé o tosta con jamón, lomo, queso o verduras.

Es más, si eres un poco cocinillas, podrás hacer paninis con este pan duro. Puedes echarle jamón y queso o tomate y preparar una receta deliciosa por poco dinero.

Picatostes con pan duro

Los picatostes son ideales para las ensaladas, las sopas y las cremas. Si te fijas, no son más que trozos de pan, así que los puedes hacer con pan duro y aprovecharlo.

Simplemente corta el pan duro en dados y tuéstalos, pudiendo utilizar el horno o la sartén. El proceso es idéntico al de las tostadas, pero con un corte ligeramente diferente.

Desayuna pan duro mojado en leche

Muchas personas todavía desayunan pan duro. Si lo mojas en leche, no tiene nada que envidiar a los cereales y tiene más o menos los mismos nutrientes. Es más, puedes crear tu propio desayuno añadiendo otras cosas como frutos secos, granola, frutas deshidratadas o frutos secos.

Haz recetas de cocina con pan duro

El pan duro tiene múltiples usos e incluso puedes hacer recetas de cocina con él. Puedes hacer sopas de ajo y torrijas, las cuales siempre se han hecho con pan duro y son la mejor forma de aprovecharlo. Solamente necesitarás el pan, leche, huevos, canela, azúcar, aceite de girasol y ralladura de naranja para que queden deliciosas.

Otra receta son las tostadas francesas, hechas con canela, leche, esencial de vainilla, huevos, mantequilla y sirope. Finalmente, puedes hacer tarta de pan duro, con leche evaporada, leche condensada, azúcar, pasas, huevos, canela, clavos de olor y esencia de vainilla. El pan duro será la base, dándole una textura muy buena y aprovechando de la mejor forma el pan duro.

Ablandar pan duro

Además de los usos vistos anteriormente, es posible ablandar el pan duro en el horno y volver a consumirlo como si fuera pan normal. Precaliéntalo a 230 grados y en esos 5 minutos, moja el pan para hidratarlo, envolviéndolo después en papel de aluminio por completo. De este modo, evitarás la pérdida de vapor y se cocinará correctamente.

Una vez que lo hayas hecho, hornea el pan a 150 grados de 5 a 15 minutos dependiendo del tamaño de la barra. Eso hará que el pan recupere su textura original, liberando el agua atrapada. Sin embargo, este pan es de consumo inmediato, ya que se endurecerá aún más rápido que antes.