Semana decisiva para desbloquear el país…

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha adelantado este lunes el calendario que los socialistas iniciarán esta semana con Unidas Podemos para poner en marcha los equipos negociadores y se estudie un nuevo documento, para un gobierno progresista. En rueda de prensa tras la Ejecutiva Federal del partido, a la que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha trasladado el acuerdo programático que desbloquee la investidura, Ábalos ha dejado claro que el PSOE no asumirá ninguna presión “que ponga en cuestión la estabilidad del país”.

Además, ha afirmado que el PSOE no prevé ni desea la disolución de las Cortes porque no contempla elecciones, aunque todos los síntomas indican lo contrario. Ante la insistencia de Podemos de tener representantes en el Gobierno para garantizar que las políticas que se pacten se lleven efectivamente a cabo, el dirigente socialista ha respondido que está “convencido de que si se llega a una fórmula sobre el qué, luego hay fórmulas de ver cómo se lleva a cabo eso”.

Las posibles fórmulas de cooperación con Podemos que ve viables el PSOE, se limitan a que los morados den su visto bueno al acuerdo programático que les propondrá el PSOE y que podrá hacer aportaciones para mejorarlo siempre y cuando se trate de cuestiones asumibles por los socialistas. A lo más que está dispuesto a ceder el PSOE, aclaran desde la dirección, es a establecer con Podemos un mecanismo de fiscalización de ese acuerdo, como podría ser una comisión encargada de vigilar que efectivamente el Gobierno del PSOE cumple lo pactado en el documento programático.

Para evitar una repetición electoral, el PSOE lo fía todo a que Podemos ceda y permita la investidura de Sánchez a cambio de su compromiso de llevar a cabo un programa de gobierno progresista, desarrollando algunas de las políticas defendidas por Podemos.

“Podemos discrepar en cómo se distribuye el poder pero es más difícil decir que no a propuestas que pretenden transformar la sociedad”, ha argumentado Ábalos, convencido de que “a la gente no le interesa cómo se reparte el poder, sino qué se hace con el poder”.

Este programa que será presentado este martes en un acto público celebrado en Madrid, es el resultado de las 24 reuniones que el candidato Pedro Sánchez ha mantenido con organizaciones y expertos de la sociedad civil durante el mes de agosto. Sánchez espera que este plan sea “la base” de un “acuerdo programático” que permita pactar un Gobierno con Podemos tras la investidura fallida de julio, descartando de entrada algo que Podemos sigue reclamando: un Gobierno de Coalición .

Esa es una etapa cerrada, insisten en el PSOE. Es más, añaden, hay menos posibilidades ahora que hace un mes… porque son muchas las desconfianzas que han ido en aumento desde la investidura fallida de Julio, en un ambiente en el que, a estas alturas, parece imposible… cualquier tipo de cooperación Y sobre todo por la creciente indignación de Iglesias que se siente despreciado ninguneada y tratado de una forma que no se merece, entre otras razones porque sin Iglesias, dice el dirigente de Podemos, Sánchez no hubiese llegado a la Moncloa con una moción de censura.