Hacia el 28-A: retroceso de las 3 derechas y Gobierno Sánchez – Rivera

A cuatro días del inicio oficial de la campaña electoral el PSOE aparece como el partido más votado y con posibilidades de formar gobierno, tanto con los partidos que apoyaron la moción de censura, y la semana pasada los decretos leyes “sociales”, como con Ciudadanos que ha comenzado a despegar, según dos de las encuestas que publican este Lunes ABC (GAD3), como El Periódico de Cataluña (GESOP), así como el “Tracking” de El Confidencial. En cuanto al candidato preferido para presidente del Gobierno, el socialista Sánchez es primero con el 30,9 % de los votantes, seguido del candidato del PP, Pablo Casado, al que prefieren el 16,8 %, y del de Cs, Albert Rivera, que es el preferido del 15,5 % de los encuestados.

El Tracking de NC Report que publica La Razón es el único que difiere en casi todos los datos y el que refleja una recuperación del Partido Popular y un triunfo del bloque de derechas, frente al de izquierdas. Habría que aclarar que un “Tracking”, es una encuesta con una muestra “en construcción”, donde cada día entran 200 nuevas encuestas que sustituyen a las más antiguas, con lo que eso hace que los cambios se vean como tendencia.

Las encuestas, a la espera de la que haga publica el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS ) que ha venido anunciando una tendencia de progresivo ascenso del partido socialista (las de hoy le sitúan en una horquilla de entre 132-139, en su punto más alto, y 128-137, en el más bajo), y que luego empezaron a detectar las distintas casas de sondeos sitúan pues en estos momentos al PSOE en una posición muy cómoda, con el mayor porcentaje de voto decidido de todos los partidos.

Tan cómoda que quieren que se haga realidad ya su eslogan de campaña: “Haz que pase“…ya. La campaña, los debates, los mítines…que pasen ya . Lo único que le puede perjudicar es una participación por debajo del setenta por ciento, según fuentes de Ferraz. De ahí las llamadas a la participación para evitar ese eslogan de que “vuelve la derecha”, una derecha reforzada por Vox, que en los nuevos sondeos de hoy ha empezado a perder apoyos, aunque puede dar la sorpresa en la Comunidad de Madrid, donde es posible un Gobierno PP-Cs –Vox, igual que en Andalucía.

El ascenso del PSOE ha ido igualando el equilibrio entre los bloques. Hace un año la suma de PP y Ciudadanos llegó a aventajar en 12 puntos a la izquierda de PSOE y Podemos. En Diciembre esa distancia era de nueve puntos, ya contando con Vox, y en Enero de siete: ahora se ha reducido a cinco. Como era previsible, según el analista Kiko Llaneras el llamamiento a las urnas ha hecho que el electorado convergiese hacia el resultado de las elecciones de 2016: entonces la derecha obtuvo un 46% de votos y la izquierda un 43%.

Ahora ese tendencia está comenzando a invertirse, según los sondeos y los tracking de hoy por el aumento del voto del PSOE que es el partido que tiene mas fidelidad en el voto, el que, consigue mayor porcentaje de voto decidido tiene y, el que recoge (gracias a quienes le dejaron de votar en las últimas elecciones) los restos del hundimiento de Podemos, que en algunos sondeos, como el de GAD 3, uno de los más fiables, llega hasta la pérdida de 43 escaños: de 71 a 28, fruto de las peleas internas y la forma de dirigir el partido por parte de Pablo Iglesias.

Un hundimiento que se ha parado, por el momento (y no por el cambio de nombre “Unidas Podemos” aprovechando el éxito de la movilización femenina del 8 de Marzo), sino gracias sobre todo al efecto de esa operación política de las cloacas del Estado que se ha venido dedicando a confeccionar informes falsos para evitar cualquier posibilidad de llegada al poder del partido morado, prácticamente desde su fundación, hace cinco años, en una de las operaciones políticas mas condenables desde la llegada de la democracia, que está siendo investigada por los Tribunales y que además de las consecuencias penales, derivarán también en responsabilidades políticas para el gobierno de Mariano Rajoy.

Se da la circunstancia de que esa posibilidad de un gobierno PSOE-Ciudadanos, será recibida con satisfacción por las agencias de calificación, medios bancarios internacionales, y sobre todo inversores. Según informes de bancos y agencias de valores remitidos a clientes, un nuevo bloqueo político en las elecciones del 28 de abril dañaría la economía y provocaría una reacción negativa en los mercados, pero la caída de Podemos en las encuestas y la posibilidad de un gobierno más centrista con posible alianza PSOE-Ciudadanos tranquiliza por ahora a los inversores.

“Esperamos reacciones favorables a una coalición formada por PSOE y Ciudadanos, que es el resultado más probable, según las encuestas”, afirman analistas de Barclays que prevén mercados al alza” con una coalición de mayoría conservadora formada por PP, Ciudadanos y Vox”. Sin embargo, “la reacción no sería positiva si el resultado fuera otro gobierno minoritario o nuevas elecciones”, continúa, porque implicaría mayor relajamiento aún en la lucha contra el déficit. Aunque lo peor sería que “el resultado fuera una coalición formada por PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas, lo que abriría la expectativa de derogación de reformas y de choque con Europa con clara reacción negativa de los mercados”.