PP y Ciudadanos han salvado los muebles con Vox, pero ahora ¿qué?

Tranquilidad en el Partido Popular tras la llamada a la sede de Génova de varios barones críticos con las conversaciones que han venido manteniendo con Vox, y que ha terminado con un Acuerdo de Investidura por el cual los 12 diputados del partido de Abascal votaran el próximo día 16 de Enero al candidato del PP Moreno Bonilla como Presidente de la Junta de Andalucía. Tranquilidad, y cierta alegría, en Ciudadanos y, sobre todo en Albert Rivera al recibir el visto bueno de los liberales europeos de Alde, al comprobar que en el Acuerdo firmado no se incluyen “concesiones” a Vox.

“Contento de ver a Ciudadanos en el Gobierno de Andalucía con un programa centrista y reformista y sin concesiones ni acuerdos con Vox”, ha escrito en su cuenta de Twitter el Presidente del Grupo Alde en el Parlamento Europeo y ex primer ministro belga Guy Verhofstdt -“Se abre una oportunidad histórica para la regeneración y modernización de esa gran tierra Ganan los andaluces”. Y silencio por parte de Vox que no ha querido pronunciarse ni siquiera a través de su activa cuenta de Twitter

La verdad es que el acuerdo que el Partido Popular ha firmado con Vox es un Acuerdo de investidura muy vago en el que han desaparecido casi la totalidad de peticiones que hicieron el día anterior y que estuvieron a punto de dar al traste con todas las negociaciones ya que muchas de las exigencias del partido de extrema derecha eran innegociables, especialmente esa insistencia en la renuncia a las competencias de Educación, Justicia y Sanidad la derogación de la Ley de violencia de género y esa ocurrencia de un nuevo Día de Andalucía que recordaba el 2 de Enero de 1492, el día en que los Reyes Católicos recuperaron Granada, el último baluarte árabe en Andalucía . Esa Reconquista parece ser por lo menos el titulo de la misión de Vox.

Al final la substitución de la Ley de Memoria Histórica por una “Ley de la Concordia”, que estaba ya en la cartera de propuestas y proyectos del PP y, la creación de una Consejería de Familia son dos de las pocas concesiones, ya que la promoción de la tauromaquia , la caza o la Semana Santa , han quedado como añadidos anecdóticos que han servido a la prensa internacional como La Stampa de Italia, para un titular que llame la atención y sirva para ridiculizar al partido.

”Toreros, flamenco y Machismo la agenda de Vox para la derecha española“ es el titular acompañado del siguiente resumen: “Los nacionalistas españoles de Vox –señala el periódico italiano muy crítico con la extrema derecha del país – relegan a un segundo plano la derecha tradicional con un armamento ideológico que desemboca en el folclore, pero que apuesta por algo más concreto: el gobierno del país” Parte de las peticiones de Vox que se han negociado añade, indican que estamos ante un movimiento ultranacionalista que ha puesto sus condiciones en un documento , en ocasiones provocador , que parece un Manifiesto de esa nueva derecha que se autodefine como … “sin complejos”.

Cerrados los Acuerdos entre PP y Ciudadanos y entre PP y Vox, ahora se abre una etapa en la que se pretende desmontar, a partir del día 16 en que se producirá la investidura del popular Moreno Bonilla, todo el poder que ha ido acumulando el PSOE durante casi cuarenta años . Y eso con un gobierno que solo tiene garantizada la investidura de su Presidente, pero no la aprobación de las leyes más importantes pactadas con Ciudadanos, no con Vox , un partido que forma parte del pacto pero que se siente ninguneado por Ciudadanos. Ahora el partido de Albert Rivera ha conseguido salvar los muebles. Su problema se producirá después de las elecciones autonómicas y municipales del 26 de Mayo, cuando muchos municipios e incluso autonomías, ante la subida electoral de Vox, no tengan más remedio que pactar con Vox, en plena Reconquista.