Sánchez dispuesto a resistir hasta 2020, con los Presupuestos de Rajoy 

Día de encuestas y de Presupuesto. La  encuesta mensual del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) dedicada a las elecciones andaluzas, cuyos resultados arrojan una victoria del PSOE con una horquilla de entre 45-47 escaños, seguido por el PP, que empata con Adelante Andalucía y Ciudadanos con 20-22 escaños y, un escaño que logra Vox, y la encuesta que ha hecho pública eldiario.es, elaborada por Celeste-Tel . Esta segunda coincide con otra publicada por el periódico La Vanguardia el pasado Domingo, realizada por el instituto privado, GAD3, para La Vanguardia que no ha sido muy comentada, a pesar de la solvencia de la empresa y de Narciso Michavila que la dirige.

Las dos encuestas, la de La Vanguardia y la de eldiario.es vienen a coincidir en los grandes números y en las grandes tendencias: el partido socialista es el partido  más votado, el Partido Popular consigue sus peores resultados desde las últimas elecciones generales, se nota una leve recuperación de Ciudadanos y una bajada de Podemos respecto a los resultados de las últimas elecciones de 2016, que en el caso de GAD3  es más acentuada porque no hay sondeo de referencia anterior con el que poder compararlo  y, en el caso de la encuesta de Celeste, sí lo hay, y la bajada del partido de Iglesias no se acelera respecto a la realizada el mes pasado.

Los resultados de esas dos encuestas vendrían a corroborar también, en cierto modo, el plan del Presidente del Gobierno (que sigue siendo el más votado y que sigue habiendo un rfecto Sánchez) de agotar la legislatura, aunque no puedan aprobarse los Presupuestos Generales para 2019, elaborados por el PSOE y por Podemos, y aceptados por Bruselas como mal menor, a la vista del conflicto abierto por los Presupuestos de Italia que se ha negado a aceptar las recomendaciones de la Comisión, que ponen en riesgo el futuro del euro, y que hace que desde la Comisión se mire para otro lado, ante el seguro incumplimiento de los objetivos de déficit del Presupuesto presentado por España.

A pesar de todas las dificultades con las que está gobernando Sánchez, el PSOE es el que mejor  parado sale en las encuestas logrando 24 escaños más de los que consiguió hace dos años, en lo que fue el peor resultado electoral de toda su historia. Ciudadanos gana 43 diputados y son los Populares y Podemos los que más perderían, especialmente el partido de Pablo Casado que se arriesga a caer por debajo de los 100 escaños, según Celeste – Tel. En cuanto a bloques si ahora, PP y Cs suman 169 diputados, la estimación última les otorga un total de 167 (92 los populares y 75 los naranjas), frente al bloque Socialistas-Podemos que ahora reúnen 156 diputados en el Congreso– sumará 157, uno más.

A la vista de estos resultados es evidente que esa recuperación del voto socialista es una realidad y que, por eso Sánchez, que no quiere acudir a unas elecciones como el "Okupa" que ha estado solo unos meses en el poder, sino como el político que ha conseguido darle una vuelta a la difícil situación política en la que llegó al poder, aguantará hasta el final. Y eso, aunque tenga que gobernar, y cada día que pasa es más evidente, con los Presupuestos de Rajoy, ante la imposibilidad de contar con los  votos de los independentistas catalanes, para unos Presupuestos que tienen, con todos los problemas que crea, el visto bueno de la Comisión. Con los Presupuestos de Rajoy y con Decretos Leyes como instrumento.

De todas formas inasequible al desaliento Sánchez sigue empeñado en intentar sacar sus Presupuestos cuando cada día que pasa más difícil es el voto de Esquerra Republicana de Catalunya, y la abstención del PDeCat, según le ha contado el presidente de la Generalitat Catalana Quim Torra en la primera entrevista que este Miércoles ha tenido lugar en Vitoria con el lehendakari Iñigo Urkullu. En esa entrevista Torra le ha comunicado al lehendakari que no hay posibilidad de que los independentistas voten los Presupuestos de Sánchez. Algo de lo que parece convencido Sánchez pero que sigue intentándolo. Intentando incluso que sea el Partido Popular el que le saque del atolladero.

Es el mensaje que le ha lanzado a Pablo Casado, con quien, después de romper relaciones y pactar la renovación del Consejo General del Poder Judicial le ha tendido hoy la mano  durante la sesión de control del Congreso de los Diputados para aprobar los Presupuestos . “Si usted, desde la moderación, el diálogo, está dispuesto a sentarse con nosotros, le tendemos la mano”. Desde su escaño la cara de Pablo Iglesias era indescriptible.