Grave crisis en Podemos provocados por el exJemad Julio Rodriguez

La guerra ha estallado dentro de Podemos Madrid a seis meses de las elecciones municipales,  con la sorprendente decisión de la organización madrileña de expulsar del partido a todos los concejales de Podemos más cercanos a la alcaldesa Manuela Carmena, con los que la alcaldesa contaba, cuando por fin, anunció, después de muchas presiones, que repetiría candidatura si tenía total libertad para elegir a sus máximos colaboradores. Algo que aceptó de entrada el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias...

Entre esos colaboradores que ella quería que formarán parte de su equipo, se encontraban, desde el principio, la portavoz municipal, Rita Maestre, que se ha convertido en la cara del nuevo Ayuntamiento de la capital española; el concejal de Economía, Jorge García Castaño, y los ediles  José Manuel Calvo, responsable de Urbanismo, así como Francisco  Pérez, Esther Gómez y Marta Gómez. Toda la representación de Podemos en el Ayuntamiento de la capital.

Todo se complica cuando el secretario general de Podemos en Madrid,  el exJefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodriguez, que Iglesias colocó en las listas para las elecciones generales en Zaragoza y Almería, sin conseguir entrar en el Congreso de los Diputados y que termina controlado, en unas primarias, la secretaria general del partido en la capital española, encargado de hacer la lista de las primarias para el Ayuntamiento con él de cabeza de lista. El conflicto estalla el Domingo cuando, según los concejales "carmenistas" aparecen marginados en puestos de difícil salida, especialmente Francisco Pérez  y Garcia Castaño,  especialmente el primero que es el que se planta y convence a sus compañeros de que no entren en participar en las primarias y que sea Carmena la que los incorpore a su equipo.

Este pulso es el que no está dispuesto a admitir el exJemad, que no cumple su pacto con los concejales "carmenistas", con los que parece no tener la menor sintonía a pesar de que algunos, como Rita Maestre forma parte del núcleo de los Fundadores del partido,  junto con Errejón,  Luis Alegre, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Tania González que,  poco a poco, desde  Vistalegre se han ido distanciando de Iglesias o han sido directamente depurados por el secretario general. Según fuentes internas, Iglesias está detrás de la decisión de Podemos Madrid - Ramon Espinar - Julio Rodriguez, de expulsar a los concejales díscolos que, tras sentirse engañados por Julio Rodriguez, han sido expulsados de la organización si no rectifican. El engaño reside en que esos seis concejales con los que se siente cómoda la alcaldesa, iban a ir en los primeros puestos de las listas, según acuerdo de Rodríguez con la representante de Carmena.

La declaración del Lunes del secretario de organización  de Podemos, Pablo Echenique, era una auténtica declaración de guerra de no sólo el secretario de organización, del propio responsable de organización sino, también, del propio Pablo Iglesias, empeñado en defender siempre a capa y espada, el General Rodriguez al que fichó para el Proyecto. "Los  candidatos de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid serán los que hayan pasado por las primarias de Podemos”, declaraba agresivo Echenique, lo que significaba que el partido no reconocería a los concejales, que se negaban a participar en unas primarias perfectamente controladas. El siguiente paso ha sido, nada más y nada menos, que la suspensión de militancia de todos, a menos de que rectifiquen, y den su brazo a torcer.

El general Rodriguez, en un intento de salvar su posición como gran culpable del grave conflicto creado a pocos meses de las elecciones ha querido salvarse de la quema con un tuit, en su cuenta en las redes sociales, que dice todo lo contrario de lo que ha venido diciendo, hablando y pactando estos meses "La experiencia (que no siempre son los años) ayuda a ser comprensivo, a tratar de entender algunas conductas... pero, también, a valorar cada vez más la lealtad, la perseverancia, el camino recto y el juego limpio. Seguimos".

Seguimos... cometiendo errores, como si el Movimiento del 15-M y Podemos, formasen  parte de un Ejército sin contar con una figura inclasificable para cualquiera mando castrense  como es la de Manuela Carmena. La alcaldesa de Madrid lo único que ha pedido  es que no quiere "cuotas”. Solo quiere colaboradores con las que se sienta "cómoda". Pero para el Jemad (que en el fondo es el que aspira a la Alcaldía aunque no lo dice) eso no es posible si no se pasa por la lista por él elaborada. Las negociaciones, por tanto, se presentan llenas de obstáculos y de difícil solución por el control que quiere tener Podemos por el entorno de decisión de Carmena.