17-A: Se esperan incidentes y, de nuevo, olvido de las víctimas…

Este miércoles ha comenzado la cuenta atrás de los actos programados en recuerdo de las víctimas del atentado yihadista de Barcelona y Cambrils, que provocaron la muerte de 16 personas, heridas a varias decenas de ciudadanos, y una auténtica tragedia en Cataluña, con enfrentamientos incluidos,  entre los Mossos y las fuerzas de seguridad del Estado por falta de intercambio de información.

Intercambio de información vital , especialmente por parte de los  Mossos, que habían sido advertidos por la CIA norteamericana sobre la inminente  posibilidad de un atentado,  precisamente en las Ramblas  y, en la Iglesia de la Sagrada Familia, y, también,  por parte de los servicios de Inteligencia que tenían contactos periódicos con uno de los cerebros del atentado: el Imán de Ripoll. Abdellbaki Es Satty, captado desde su estancia en la prision de Castellón por una condena de tráfico de drogas, por lo que debía estar monitorizado y controlado. En los cuatro años que permaneció preso por tráfico de drogas, el imán  tuvo más contacto con los policías, guardia civil y agentes del CNI que con su mujer. Fueron los que más le visitaron en prisión y los que más contactos mantuvieron con él.

El sábado 17 de Agosto de 2017,  al  filo de las cinco de la tarde, una camioneta irrumpía a toda velocidad en Las Ramblas, en las que, a pesar de todas las advertencias del Ministerio del Interior, no se habían colocados bolardos para impedir la entrada de vehículos, llevándose por delante a todos los que paseaban por la calle más concurrida y visitada  de Barcelona. El atropello masivo quitó la vida  ese trágico día de agosto de hace un año a 15 personas.

Horas más tarde se producía un segundo atentado en el municipio tarraconense de Cambrils, adónde huían cinco de los terroristas. El ataque ocasionó  la muerte de otra mujer. En total, 16 víctimas a las que se homenajearán este viernes, a través de distintos actos. Acudirán todas las autoridades, encabezadas por los Reyes, Felipe VI y su esposa la Reina Letizia , el Presidente del Gobierno, numerosos Ministros a los que se ha encargado de convocar Pedro Sánchez , el “President”  de la Generalitat Quim Torra  y,  la alcaldesa  de Barcelona Ada Colau. Será la primera vez que Torra coincida con el Rey, desde la ceremonia de inauguración de los Juegos del Mediterráneo de Tarragona el pasado 22 de junio, donde se negó a saludar el Jefe del Estado, al que el Presidente de la Generalitat ha situado en el punto de mira desde su reciente Declaración de que Cataluña no tiene Rey y que no  piensa asistir a ningún acto convocado por el Jefe del Estado.

Sus primeras llamadas a un boicot por parte de los independentistas se han ido suavizando, ante la indignación de la mayoría de los asistentes de hace un año por el espectáculo de muchos de los manifestante cuya obsesión  era la presencia del Rey, y de Mariano Rajoy,  con sus Ministros,  la Monarquia, la compra de armas a Arabia Saudí, el emirato de Qatar  y la independencia de Cataluña. Nada de banderas nacionales, nada de pancartas de condena de los terroristas, nada de condena del atentado, nada de solidaridad con las víctimas y, recuerdo solo para quienes participaron en las labores de ayuda de esos días: Mossos, Bomberos, policía local, protección civil…. Y eso sí, mucha independencia  en preparación del 11 de Septiembre.

Aquello, visto un año después con la frialdad de todo lo que ha pasado después, fue una auténtica desvergüenza que puede repetirse este viernes aunque con menos virulencia ya que tanto la ANC, Omnium Cultural  y  la CUP no estarán en el acto en el que estará el Rey. Para ellos lo importante será  el acto de homenaje de la tarde a dos “héroes”· el ex consejero de Interior  Joaquim Forn, procesado por rebelión, sedición  y malversación de fondos públicos y el Mayor Trapero ex responsable de los Mossos,  procesado por pertenencia a organización criminal  y delitos de sedición por la actuación del cuerpo policial autonómico en el proceso independentista de Cataluña y especialmente en epertenencia a banda criminal.  Ese homenaje se celebrara a las puertas de la carcel de Lledoners, a pesar de que los dos se han negado a recibir ese homenaje que tiene muy poco que ver, con el recuerdo de las víctimas del atentado de hace un año. Es decir una desvergüenza más…