Urdangarin entra en prisión en el aniversario de la abdicación de su suegro

El 18 de Junio de 2014, hace hoy cuatro años, en el Patio de Columnas del Palacio Real de Madrid se procedía a la firma de la abdicación  de Juan Carlos de Borbón y Borbón como Rey de España. Hoy, Lunes 18 de Junio, cuatro años después de aquella ceremonia en la que renunciaba un Rey y accedía al trono otro, su hijo Felipe de Borbón y Grecia, Felipe VI, Iñaki Urdangarin, yerno de Juan Carlos de Borbón y cuñado del actual Jefe del Estado, ha ingresado en prisión para cumplir una condena de cinco años y diez meses de prisión.

El Tribunal Supremo acordaba la semana pasada condenar al ex Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, a una pena de prisión por el ‘caso Nóos’, de cinco meses menos de lo que sentenció la Audiencia de Palma, lo que le obligaba, de manera casi automática, a ingresar en prisión. El alto Tribunal confirmaba prácticamente todos los extremos fijados por la Audiencia de Palma contra el cuñado de Felipe VI, que le condenó a seis años y tres meses, de los que dos años eran por dos delitos fiscales. Además, fue condenado por los delitos de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias, pero quedó en libertad sin fianza.

Se da la circunstancia de que el esposo de la infanta Cristina, ha escogido precisamente el día en el que se celebra el aniversario de la renuncia de su suegro y el nombramiento de su cuñado el actual Rey, para decidir entrar en prisión. En la prisión de mujeres de Brieva (Ávila) donde existe un modulo de respeto con diez celdas, en el que cumplió condena el exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán. Un pabellón especialmente preparado con comedor, sala de visitas, y patio propio y que ha sido remozado recientemente.

La abdicación de Juan Carlos como Rey se produjo en un ambiente de gran tensión política tras la cacería y accidente del Rey en Botsuana, cuando estaba acompañado de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, su ex esposo y el hijo de ambos, Alexander. El escándalo de Botsuana y, sobre todo, el escándalo del juicio del Caso Nóos en el que repetidamente, según acusaciones del socio de Urdangarin, Diego Torres, salió a relucir el papel de la Zarzuela, que estuvo monitorizando todo el desarrollo del negocio montado por  el ex Duque de Palma, aceleró la abdicación del Rey Juan Carlos.

Cuando renuncia el Rey Emérito y accede a la Jefatura del Estado Felipe VI, el matrimonio Urdangarin ya está fuera de los círculos de Palacio y la única que mantiene relaciones con Cristina de Borbón y su esposo, es la reina Sofía. Felipe rompe con su hermana, separada desde hace meses de cualquier tipo de presencia en actos oficiales, se le quita el título de Duquesa de Palma, y se intenta que se divorcie de Urdangarin, pero lleva el apoyo a su esposo hasta el final, aunque la situación para ella, desde el punto de vista penal, se vuelve insostenible, hasta el punto que estuvo a punto, también, de ser condenada. El actual Rey, de visita oficial en Estados Unidos, no ha querido hacer el menor comentario sobre la entrada en prisión de su cuñado, y la Casa Real ha mantenido un absoluto silencio, limitándose a recodar que estamos ante el cumplimiento de una sentencia de los Tribunales que hay que respetar. José Oneto