La sentencia contra ‘La Manada’ produce asco y cólera fuera de España

Setenta y dos horas después de hacerse pública la sentencia contra ‘La Manada’, un grupo de jóvenes sevillanos, entre los que se encuentra un guardia civil y un militar, que “abusaron sexualmente” de una chica de 18 años durante las Fiestas de San Fermín en Pamplona, siguen las manifestaciones públicas en numerosas ciudades españolas y del extranjero, de protesta por la sentencia de unos jueces que no han visto ningún tipo de violencia en la violación, por parte de los integrantes de ‘La Manada’: cinco hombres, (acostumbrados a utilizar todo tipo de sustancias, entre ellas la burundanga, en sus “hazañas sexuales” según los mensajes de Whatsapp de sus móviles) y muy superiores a ella en edad y complexión, que la penetraron bucal, anal y vaginalmente, once veces.

Nunca en la historia de la justicia en España, se había producido una reacción tan rápida, indignada y multitudinaria contra una sentencia que considera que, en este caso, sólo hubo abusos y no agresión sexual, ya que los señores magistrados no apreciaron violencia en el comportamiento de los violadores que han sido condenados a nueve años de prisión, frente a los más de veinte, que pedía la fiscalía y las acusaciones particulares. Las reacciones populares han sido tan contundentes que cientos de miles de manifestantes llevan tres días saliendo a la calle, recordando a los magistrados de la Audiencia de Pamplona que no estamos ante un caso de abusos sexuales sino de violación.

Las protestas han superado todo lo previsible, han llegado a diversos ciudades de Europa, han provocado la solidaridad de movimientos como #Me Too, han impulsado la recogida de más de un millón de firmas en sólo 24 horas, y se han extendido por las redes sociales y por los medios informativos de todo el mundo, como resultado, dicen, del movimiento del 8M y como un nuevo 15 M, protagonizado por el feminismo que ha querido dejar claro que con lo que ha ocurrido, hay un antes y un después, en la tolerancia hacia la violencia sexual y en la que han sido protagonistas principales, las mujeres más jóvenes.

Han sido estas movilizaciones y el eco internacional que han tenido lo que ha obligado al Gobierno a asegurar que será reformado el Código Penal para adaptarlo a la realidad social de hoy, cuando con ese mismo Código se podía haber dictado una sentencia totalmente distinta. Máxime cuando la misma sentencia reconoce (pagina 72, y 73) los gemidos de dolor de la víctima que, dice que “está agazapada, acorralada contra la pared  por dos de los procesados, y expresa gritos que reflejan dolor y no apreciamos ninguna actividad de ella. La denunciante estaba atemorizada y sometida a la voluntad de los procesados”.

Quizás el medio que mejor refleja el eco internacional de la situación sea el titular del “New York Times”: ”La cólera estalla en España por condenas menores de agresión sexual” y una conclusión: “se trata de un caso considerado como punto de inflexión para los derechos de las mujeres en España”. Más descriptivos son los titulares del “Times”: “Protestas en España por la sentencia a cinco hombres  exculpados de violación en las Fiestas de San Fermín”, o la BBC: “La Manada encarcelada en España por agresión sexual en las fiestas de San Fermín”,  El “Daily Telegraph utiliza los argumentos de Pablo Iglesias y se pregunta si no ha habido intimidación. “Es como si a las víctimas se les dijera que si no se enfrentan a cinco mayores que son el doble que ellas, arriesgando su vida, no les están violando. Es asqueroso”.

“Cólera  tras la condena  a “La Manada” por abusos sexuales” titula “Le Monde” que destaca los gritos  en la calle de “Yo si te creo” de los manifestantes, y la huelga feminista del 8 de marzo en España “inédita por su importancia”, así como el convencimiento de que “la Pornografía crea Manadas” “Pena demasiado leve para los violadores, titula por su parte “Corriere dela Sera” para más delante en un sumario destacar que ”la violan entre cinco, pero los jueces dicen que no es violación”. “Sentencia escándalo en Pamplona” dice “La Repubblica’ Y así hasta titulares interminables sobre “Una  sentencia leve enciende a España” “España indignada con la decisión judicial sobre abuso sexual” “Sentencia contra las mujeres” “Hace falta que las asesinen para que haya agresión sexual”.