La crisis del máster termina con muchas posibilidades sucesorias

La crisis política provocada por el máster de la Presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, concedido por el catedrático de Enrique Arias Conde, responsable de un sospechoso Instituto de Derecho público, un chiringuito adscrito a la Universidad Juan Carlos I de Madrid, le puede costar al Partido Popular la Comunidad madrileña, uno de los pocos centros de poder del PP, si como parece, su socio Ciudadanos apoya como ha anunciado la moción de censura presentada por el PSOE para desbancar a Cifuentes y proponer, con los votos de Podemos al socialista Ángel Gabilondo.

El affaire prolonga la actual crisis iniciada con la publicación por parte de eldiario.es de una serie de anormalidades en el máster sobre Derecho Autonómico, se ha ido complicando con toda una serie de contradicciones a las que Cifuentes ha contribuido con datos que no respondían a la realidad. “No me he planteado dimitir, porque no hay razones objetivas para ello, no estoy señalada, ni investigada”, ha dicho este Martes asegurando que tenía el apoyo del partido y “de mi Presidente, por supuesto. Y siempre, siempre, voy a estar a lo que diga mi partido”.

Después de anunciar que renunciaba al máster y de pedir perdón por el presunto trato de favor que recibió para poder cursar este título de posgrado entre 2011 y 2012, cuando ya era delegada del Gobierno (“si yo me equivoqué y debí rechazar las facilidades, pido disculpas por si alguien se ha sentido agraviado (…). He cumplido todos los requisitos teniendo en cuenta las limitaciones que tenía”) ha expresado su extrañeza de que el Rector le enviase el certificado del máster minutos antes de anunciar una investigación.

El “affaire” de los títulos académicos, que ha venido a substituir en parte a la información sobre Cataluña e, incluso, a los procesamientos de los principales responsables del “Procés” Catalán por el juez del Supremo Pablo Llarena,  ocupa el interés de la prensa europea en tanto “golpea de lleno al Gobierno” según el digital Político y “pone fin a la carrera de una posible sucesora de Mariano Rajoy”, una de las facetas del escándalo que explica el que se mantenga en el primer plano de la actualidad después de casi un mes.”Cifuentes, de 53 años, era una de las candidatas a suceder a Rajoy, y ha intentado labrarse una reputación limpia en un partido enturbiado por los escándalos de corrupción. Para muchos, se carrera política está acabada”.

Parecido tono es el que emplea el periódico alemán Süddeutsche Zeitung cuando titula que “una confidente del Presidente del Gobierno falsificó presuntamente una titulación universitaria” y que la polémica por la titulación de varios cargos del PP, un escándalo en torno a un máster, alcanza al propio Rajoy. Según el diario alemán hasta  ahora, Cifuentes ha sido un pilar importante del presidente del Gobierno en el Partido Popular (PP). La jefa de Gobierno de la Comunidad de Madrid está acusada de haber adquirido fraudulentamente hace seis años su máster de Derecho Público del Estado.

Cifuentes defendía abiertamente el matrimonio homosexual y se ha descrito a sí misma como agnóstica. Pertenece a la fila de mujeres en torno a Rajoy, con cuya ayuda el presidente modernizó el PP y se movió un poco hacia el centro. En el currículum vitae de la Presidenta de la Comunidad de Madrid figura el máster de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sin embargo, según informaciones del profesorado nunca asistió a los cursos lectivos obligatorios ni participó en ninguna prueba oral.