No hubo Aquelarre en Genova y la manta de Granados lo tapó todo

Francisco Granados (la mano izquierda de Esperanza Aguirre, la otra mano, la derecha siempre ha sido Ignacio González, el sucesor de Aguirre en la Presidencia de la Comunidad de Madrid) ha prestado hoy un gran servicio al Presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy al tirar de la manta de la corrupción, acusando a Aguirre de realizar una campaña electoral complementaria a la oficial, pagada en negro, por empresas de publicidad que trabajaban para el partido,  para reforzar a quién ganaría la Comunidad madrileña.

La bomba soltada por Granados ante el juez García Castellón en la comparecencia solicitada por quien fue secretario general del PP madrileño y que puede terminar con la imputación de Aguirre, ha quitado todo el interés a la reunión de la Junta Directiva Nacional convocada por Rajoy ante los nervios y el miedo, que han provocado las encuestas que señalan que Ciudadanos puede ganar las elecciones generales, que aparece ya como primera fuerza política y que el crecimiento de Cs (ahora ya los Ministros procuran no citar al partido por su nombre completo como si fuesen Bárcenas, “ese Señor al que usted se refiere”) es a costa de los Populares.

Todo el interés de los reunidos en Génova ha estado centrado en la financiación autonómica, que critican, en muchos puntos, tanto algunos barones del PP como del PSOE , y en esa marcha  atrás  del Ministro Montoro descartando que el Gobierno vaya a perdonar la deuda a las comunidades incumplidoras. Entre eso, y la preocupación por los nuevos Presupuestos generales del Estado para 2018 que  tienen como plazo último  el mes de Junio ( hay posibilidad de prorrogar los  de este año) ha transcurrido el Aquelarre en el que muchos ingenuos  pensaban que podía terminar la Jornada de este Lunes . Al final,  la corrupción lo tapa todo y une mucho.

Aunque , en realidad, en  ningún momento se ha planteado el espinoso tema de esa corrupción que no cesa  y que está minando la credibilidad del partido, sin que sus máximos dirigentes se atrevan a afrontarla con decisión y valentía , quizás porque muchos de los que han asistido al frustrado  “Aquelarre ” de Genova de este Lunes tienen mucho que ocultar en esa corrupción y en la utilización de dinero negro en varias campañas electorales, la última , la de las elecciones generales de 2011 . Ni  en la reunión del Comité de Dirección del partido  ni , posteriormente,  en el almuerzo en el que,  además, han asistido los barones del partido , el Ministro de Hacienda, y la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, encargada de hacer frente jurídicamente al desafío independentista catalán , se ha abordado el daño que está haciendo la corrupción en el partido y la huida de millones de militantes hacia Ciudadanos , decepcionados por la falta de medidas radicales de la dirección del partido.

Se calcula que la corrupción popular, solo en los casos “Gurtel”, “Lezo y “Púnica” pueden superar los 1.500  millones de euros . En el caso de Valencia esa corrupción puede rondar  en torno a los 12.500 millones de euros. Esta última cifra es la que aparece en el libro ‘Tierra de Saqueo’, escrito por el periodista Sergi Castillo. En esas cifras no están incluidas las cantidades  en dinero negro con las que se financiaron las campañas electorales en Madrid y Valencia , en los  años 2007, 2008 y  especialmente , en las generales de 2011, elecciones generales en las que Rajoy obtuvo la  espectacular mayoría absoluta  de 186 escaños .

En ese nuevo escenario en el que se ha impuesto la política de  “tirar de la manta”  iniciada por Francisco Correa , revelando como se conseguía financiación ilegal y en negro para las campañas electorales ( iban dopados y, en mejores condiciones que el resto de los  partidos), seguido por Ricardo Costa en el caso de Valencia , centrando sus acusaciones en el ex Presidente Camps , y por nueve empresarios que han denunciado judicialmente como tenían que pagar al partido para conseguir obras o concesiones, se ha apuntado hoy Francisco Granados . Granados secretario general del PP madrileño, implicado en el caso Lezo, Púnica y en el escándalo de la venta de empresas por parte del Canal Isabel II, dónde se repartieron millones de euros en comisiones tanto Granados, como el ex Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Granados , ha señalado a la ex Presidenta como máxima responsable de todos los trapicheos en la Comunidad y, sobre todo , de la financiación ilegal del partido , con la que consiguió ganar unas difíciles elecciones autonómicas. En su comparecencia ante la prensa Granados, ha confirmado que , efectivamente , ha contado al juez  García Castellón, que había una campaña paralela de refuerzo de Esperanza Aguirre,  pagada en B por  empresas de publicidad , campaña que conocía Ignacio González y supuestamente Cristina Cifuentes , la gran adversaria política de Granados y la impulsora de la judializacion  del escándalo del Canal Isabel II, en el que está procesado Granados La única explicación la basa Granados  en las supuestas relaciones personales que, según ė ,  existían entre Ignacio González y  la actual Presidenta de la Comunidad. Un Misterio difícil de resolver, tras el cual no hay pruebas sino una revancha …Total: una nueva ocasión perdida para la necesaria recomposición de cara al futuro inmediato que tiene que hacer el Partido Popular.