El lunes, día decisivo para Puigdemont, Junqueras y los dos Jordis

En la madrugada de este lunes se inicia, oficialmente,  la campaña  de las elecciones autonómicas convocadas por el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que en teoría tiene que poner fin a la intervención del gobierno central y a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Mientras Rajoy anunciaba en Barcelona que el cuento del “procés” se había terminado, Puigdemont, en un mensaje grabado insistía en que el 21-D es la segunda vuelta del Referéndum del 1-O.

Las próximas horas van a ser decisivas para condicionar el inicio de la campaña ya que, por una parte, las autoridades judiciales belgas tienen que decidir si  extraditan a Puigdemont y el juez del Supremo Llaneras decide sobre el futuro de Oriol Junqueras, siete consellers y los Jordis. Al margen de  lo que  se decida en Bruselas, quien aspira, sea como sea, a seguir presidiendo el Gobierno de la Generalitat es Puigdemont. No habrá ningún tipo de pacto; y el candidato a la Presidencia es quien actualmente ostenta, a pesar del artículo 155, el máximo cargo de la Generalitat, ya que Carles Puigdemont sigue presentándose como Presidente de la Republica Catalana en el exilio.

Aun en el caso de que Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) sea la, fuerza más votada, Puigdemont no esta dispuesto a que, como pretende, su Presidente Oriol Junqueras, la candidata a la Presidencia de la Generalitat sea la secretaria general del partido Marta Rovira. Lo ha repetido últimamente en sus ultimas declaraciones e intervenciones televisivas, y lo ha remarcado la jefe de campaña de la candidatura ‘Junts per Catalunya’ (JXCat)  Elsa Arcadi , que acaba de abandonar el partido PDeCat, el partido bajo cuyas siglas se presentó Puigdemont, que aparece totalmente desdibujado en la lista de candidatos, y que ha declarado a  ‘La Vanguardia’, por si quedase alguna duda, que bajo ningún concepto “haremos un Presidente distinto a Puigdemont”.

Ese es el panorama de división en el independentismo, y de enfrentamiento entre el Presidente fugado y, el vicepresidente encarcelado, donde según las ultimas noticias, puede seguir, junto con los dos Jordis, de acuerdo con la decisión que pueda tomar en las próximas horas, el juez del Supremo Pablo Llaneras, convencido del alto grado de participación de los tres, Oriol y los Jordis, en los graves delitos que aparecen en la querella de la Fiscalía General del Estado. En el caso de Oriol, que se negó a contestar a las preguntas del fiscal, tanto su aceptación del articulo 155 por imperativo legal y la interpretación sobre la vía unilateral interpretada por su cuenta lo que él cree que dice la Constitución, son datos que juegan en su contra.

En el caso de los Jordi (Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional de Cataluña, (ANC) y Jordi Cruixart, presidente de Ómnium Cultural) juegan en su contra que todos los recursos que presentaron ante la propia jueza de la Audiencia Carmen Lamela, como ante la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, fueron rechazados en sus momentos procesales oportunos. De los dos, solo uno, Jordi Sánchez aparece como candidato en el puesto número dos, en la lista “del Presidente”, confeccionada por el expresidente sin ninguna intervención del partido.

A pesar de la marginación del partido, la candidatura JxC, ha crecido según la segunda encuesta de Sociométrica para ‘El Español’. La lista del expresidente lograría el 19% de los votos y entre 25 y 27 escaños, el doble apoyo de hace un mes, Esquerra, ganaría los comicios con el 23% de los sufragios y entre 35 y 37 diputados y Ciudadanos quedaría en segunda posición, con el 20,5% de votos y 29 o 30 escaños. El bloque independentista (ERC, JxCAT y CUP) seguiría por delante del no nacionalista (Ciudadanos, PSC, PP y la alianza de comunes y Podemos). Lo que sí se perciben son cambios significativos dentro de ambos bloques: Puigdemont crece a costa de ERC,  mientras Cs y PSC ascienden en detrimento de PP y Catalunya En Comú-Podem.