Cataluña: Arrimadas, la líder de un gobierno al estilo Macron

El titular no pertenece a ningún medio español más o menos simpatizante de “Ciudadanos“ o a algún periodista enamorado o fascinado por esa política – sorpresa de  36 años – gaditana de Jerez de la Frontera, atractiva y buena oradora y  polemista, capaz de dejar a Puigdemont y a muchos  de los miembros del Parlament catalán sin argumentos, que ha estudiado Derecho y Administración de Empresas y que presume de ser gaditana, andaluza, catalana, española y europea. Portavoz de Ciudadanos en el Parlament catalán, la más pequeña de cinco hermanos, emprendedora, deportista, culé y  admiradora de Pep Guardiola, cuyas fotos decoraban su cuadernos del Colegio, es actualmente la líder de la oposición, puesto en el que sucede a Oriol Junqueras y se ha convertido ya, en esta precampaña electoral en objeto de todos los ataques, desde la derecha y desde la izquierda.

El titular no es de ningún medio español ni de nadie que viese anoche el programa de Tele 5 con Bertín Osborne;  es de un periódico británico  The Guardian, que ha venido observando una postura muy favorable al independentismo, y de uno sus más brillantes periodistas, Stephen Burgen, realizada en uno de esos momentos en los que se ha producido un acercamiento entre el movimiento del nuevo  Presidente de Francia Macron y Ciudadanos, un partido este último que ha abandonado recientemente muchos de sus  planteamientos socialdemócratas para abrazar claramente el liberalismo en el centrismo, y esas nuevas ideas políticas del líder político francés.

Con seguridad, Arrimadas que se ha convertido en uno de los puntos de referencia de la precampaña electoral, criticada por la derecha en tanto le puede quitar votos a un Partido Popular muy mal visto en Cataluña, y por la izquierda que le recuerda constantemente que su partido apoya al Gobierno de Mariano Rajoy en minoría, a pesar de los numerosas casos de corrupción. Cerca de 900 miembros del Partido Popular, incluyendo anteriores ministros, se enfrentan a cargos por corrupción. “No entramos a formar gobierno con el Partido Popular, precisamente porque está corrupto” dice  Arrimadas. “Acordamos apoyarlo solo si ellos adoptaban medidas para eliminar la corrupción”.

En lo que respecta a Cataluña, donde es la líder de la oposición, en los siete últimos años, hay que decir que ha habido poco gobierno porque la mayoría de las energías se han centrado en la campaña por la independencia. Si llegase a ser Presidente, Arrimadas dice que dedicaría sus primeros 100 días de mandato a deshacer el proceso de la independencia. “En los primeros 100 días de gobierno, la cuestión de la cohesivón social será fundamental. Necesitamos un plan para atraer de nuevo a las empresas, y cuanto antes mejor, o no volverán, que es lo que ya ocurrió en Quebec. Tenemos que desviar todo el dinero que ahora está siendo destinado a la propaganda independentista hacia la sanidad pública y a otros servicios sociales. Necesitamos cambiar las prioridades del gasto público. Hasta ahora las prioridades han sido las embajadas catalanas, los viajes al extranjero, y la televisión pública, todo con fines propagandásticos”.

Otra prioridad, dice, es implementar la enseñanza del inglés en las escuelas y hacer del inglés, español y catalán, lenguas vehiculares en la educación primaria y secundaria. Ahora, se enseña a los estudiantes en español dos horas a la semana, de tres a cuatro horas a la semana en inglés, mientras que el catalán es la lengua vehicular. Apasionada y elocuente oradora, ha movilizado a los divergentes, la mitad de la población anti-independencia y está recabando votos tanto del Partido Popular como de los socialistas. Los críticos dicen que no es más que una versión más joven del Partido Popular con escasas ideas políticas y poco claras. Ahora, Macron contraataca, ha dado al partido un punto de referencia.

“En España teníamos esa idea de que sólo se puede ser de izquierdas o de derechas” manifiesta. “Así que cuando emerge un partido centrista y progresista como el de Macron, no saben dónde situarnos porque solo hay dos” De acuerdo con algunas de las encuestas publicadas los partidos pro y anti-independencia están codo a codo en el periodo previo a las elecciones del 21 de diciembre. Ciudadanos está a solo un 1%  por debajo de Esquerra Republicana (republicanos de izquierdas), cuyo líder, Oriol Junqueras, está en la cárcel con cargos por rebelión y cuya  causa se ve en el Tribunal Supremo este Viernes con lo que es posible que sea puesto en libertad junto con otros nueve para la campaña electoral. Los dos partidos suman un 25% mientras que “Juntos por Cataluña,” el partido del depuesto líder Carlos Puigdemont sigue de cerca al partido socialista anti-independencia en el cuarto lugar con alrededor del 13%. Hay que decir que después de esta encuesta han salido otras que reflejan un empate entre Independentistas y unionistas pero con un reforzamiento de Arrimadas y Ciudadanos.