Bienvenido a la República independiente de tu casa

Hace  diez años un anuncio publicitario de la empresa  IKea, una multinacional sueca especializada en decoración y muebles para el hogar que trabaja con el slogan “móntelo y hágalo usted mismo”,  en el que aparecía un simple felpudo a la entrada de un apartamento, revolucionaba el mundo de la comunicación y de la publicidad, y causó tal impacto que se convirtió en una forma de relacionarse con el público y con el cliente. Que una empresa sacase a la venta un producto ficticio, protagonista de una campaña publicitaria, no era algo habitual.

Desde el  verano de 2007, cuando aquí nadie hablaba de Cataluña ni de República, Ikea Ibérica, empezó a comercializar el felpudo que apareció en la campaña con la leyenda  “Bienvenido a la República Independiente de tu Casa”, y cuyo claim estructura toda la comunicación de la marca en España. La producción del felpudo comenzó con una tirada de 20.000 unidades en tres idiomas: castellano, catalán y euskera. El producto recibió tan excelente acogida por parte del público de las tiendas, que se vendieron 15.000 unidades en solo siete semanas.

En vista de este éxito, Ikea decidía aumentar la producción de felpudos. Por otro lado, coincidiendo con el lanzamiento de su nuevo catálogo de productos, lanzaba también una nueva campaña, compuesta por tres spots y también desarrollada por  la creativa SCPF, para incentivar las ventas tras el verano. Pero nada causó tanto impacto como ese slogan que parecía revolucionario y que se convirtió en motivo de comentarios y de debates. Siete años después de aquel boom publicitario, el slogan ha vuelto a cobrar actualidad  porque algunos políticos como Albert Rivera,  lo han parodiado para definir en lo que se ha convertido el Referéndum del 1 de Octubre convocado por el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y todo su Govern.

Y, en un acto del partido por el día de la Diada, junto al Puerto Olímpico de Barcelona, Rivera ha ironizado sobre el “Referéndum de Ikea” que prepara el Govern: “Se lo están montando ellos en casa, ya que han pedido que se impriman en Internet sus propias papeletas“, ha comentado Rivera, que ha pedido no participar “en charlotadas” como esa. Charlotada o no, la verdad es que lo del Referéndum Ikea  (“Bienvenido a la Republica independiente de tu casa”) no deja de ser un descubrimiento, si se  informa al lector que en el extranjero ya se está votando en urnas colocadas en dependencias de la Generalitat, utilizando papeletas impresas de internet (“hágalo usted mismo”).

De esta forma, el “Bienvenido a la Republica Independiente  de tu casa” puede hacerse realidad si creemos en el ministro de Justicia Rafael Catalá,  que con gran torpeza, acaba de admitir que puede haber urnas en pequeños pueblos y que puede celebrarse el Referéndum, al que ha bautizado como “Butifarrada”. Este martes toda la actualidad ha girado en torno a las urnas ya que el Fiscal Superior del Tribunal de Justicia de Cataluña se ha reunido con los responsables de la Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos para darles instrucciones muy precisas sobre cómo deben actuar para recoger las urnas, las papeletas de votación y los instrumentos que se utilicen para cualquier actividad relacionada con el Referéndum.

Especialmente el Fiscal le ha recordado al Mayor de los Mossos  Josep Lluis Trapero,  que los policías a sus órdenes “están obligados a seguir las instrucciones” del Ministerio Público. Y seguidamente le ha recordado también que “la obediencia debida” a sus responsables políticos “no podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos contrarios a la Constitución”. Es decir, el Ministerio Público recuerda al mayor Trapero que no deberá atender a órdenes ni instrucción de sus superiores políticos si estas son contrarias a la legislación.

Las instrucciones no han durado mucho porque,  horas más tarde el portavoz del Govern y consejero de Presidencia Jordi Turull ha quitado toda la autoridad a la Fiscalía para anunciar, igual que había hecho ya el Presidente de la Generalitat, que las responsabilidades de lo que hay que hacer en el Referéndum  son de los políticos y no de los Mossos, desvinculando al cuerpo policial y a su máximo responsable, el mayor Trapero, del plan soberanista. Para Turull la prioridad de los Mossos es la seguridad ciudadana y la lucha contra el terrorismo.  Por el contrario, los responsables “somos nosotros y con mucho honor” “La lucha contra el terrorismo es la prioridad a la hora de movilizar efectivos que tiene Catalunya y Europa”, de manera que “a partir de aquí, confianza absoluta en las decisiones que tome el mayor Trapero”. Es decir que también en este aspecto… el conflicto está servido.