La CUP consigue el control de la manifestación del 26-A

La CUP (Candidatura de Unidad Popular), el grupo antisistema que manda en la Generalitat y en el Govern con sus escasos diez diputados, y que marca la política y estrategia en el proceso independentistas y, en el referéndum del 1 de octubre, por encima de JXS y de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), acaba de imponer su criterio de lo que será la gran manifestación contra el terrorismo, convocada por la alcaldesa de Barcelona Ada Colau y, por el presidente de la Generalitat , Carles Puigdemont, para este sábado 26 de agosto.

Hace sólo unos días que una de las dirigentes de la CUP hacía público que su partido no participaría en la manifestación si estaba presente el Jefe del Estado, el Rey Felipe VI, al que los antisistemas acusan, nada más y nada menos, que de¡¡financiar el terrorismo!! Igualmente, en un gesto de Unidad entre todas las fuerzas políticas en contra del terrorismo que ha asolado Cataluña, no estarían presentes si asistiesen a la manifestación Mariano Rajoy o algunos de sus ministros, algo realmente insólito y que da una idea de quién maneja los hilos del proceso independentistas, al que no han renunciado los partidarios del referéndum del 1 de octubre, a pesar de la situación de excepción que vive Cataluña, y, sobre todo, del temor a nuevas acciones terroristas.

Ada Colau, una de las convocantes de la concentración del 26 de agosto, que será la primera gran prueba de fuerza antes de la Diada del 11 de septiembre, parece haber salido en defensa de los antisistemas de la CUP, con la propuesta de que “en la cabecera de la manifestación estén los guardias urbanos, Mossos d’Esquadra, comerciantes… la ciudadanía. Todos aquellos que, desgraciadamente, vivieron en primera persona los actos terroristas”. En cuanto a la posición que ocuparán los políticos el primer edil de Barcelona fue muy clara: “Iremos en la segunda o tercera fila de la manifestación”.

Es decir que si el Rey quiere estar presente en la manifestación del sábado, tendrá que ir, junto con Rajoy y algunos de sus ministros, entre los manifestantes con el riesgo que eso supone para la seguridad. Con lo que, lo más probable, es que no puedan asistir y la manifestación se convierta al grito de ”No tenim por”, en el eslogan que ya los independentistas, especialmente los de la CUP, han adoptado para defender el referéndum del 1 de octubre y hacer frente a la posible replica judicial que dé el Gobierno. Seria además, un inicio de la campaña a favor de la consulta que serviría, al mismo tiempo, para empezar a calentar la Diada del 11 de septiembre. Y así, “No tenim por”, “No tenim por”, hasta el mismo 1 de octubre.

La que realmente no ha tenido miedo es la anciana que en la tarde de este lunes, se enfrentó a gritos con alguien que parecía ser el terrorista autor de la masacre de las Ramblas, Younes Abouyaaqoub, el hombre que huyó al oír los gritos y se refugió en unos viñedos. El terrorista que sembró de muerte las Ramblas el pasado Jueves, que logró huir andando, protegido por unas gafas negras , que consiguió atravesar tranquilamente, sin llamar la atención el mercado de La Boquería, hasta adentrarse, después de hora y media de caminata, en la Zona Universitaria, cayó por la colaboración ciudadana.

Allí en la Universitaria, asaltó un coche, acuchilló al ingeniero Pau Pérez, le robó el coche y con él atropelló a una agente de los Mossos, hasta que la anciana dio la voz de alarma y llamó a la policía para decir que cerca de su casa, en los Altos de Subirats, estaba un hombre, con gran parecido al que había cometido el gran atentado. Cuando llegó una dotación de los Mossos, el hombre parecía tener un cinturón con explosivos. Le abatieron a tiros…La gran incógnita está en saber dónde se cambió de ropa y dónde consiguió ese falso cinturón con explosivos, igual que los que llevaban los terroristas abatidos en Cambrils. ¿Hay un piso franco que no ha sido localizado? ¿Hay más componentes de esa célula yihadista que dirigía el imán que pereció en la explosión de Alcanar?