La declaración de Bárcenas y el Pacto que tiene con el PP

La comparecencia del extesorero del Partido Popular Luis  Bárcenas en la  primera sesión de la Comisión que investiga la financiación irregular del PP, ha servido para poner de manifiesto que, como sostienen fuentes populares, ha habido un acercamiento del PP a su antiguo tesorero que se habría concretado en un pacto no escrito para aliviar la situación del partido y del propio Rajoy, de cara a su comparecencia como testigo el próximo día 26 de Julio en el juicio de la primera parte del caso “Gürtel”, a cambio de rebajar la petición fiscal para  Bárcenas y, sobre todo, para su esposa.

Luis Bárcenas ha estado obligado a acudir a esa comisión, aunque ha decidido no contestar a los diputados, porque el artículo 502 del Código Penal señala que “los que, habiendo sido requeridos en forma legal y bajo apercibimiento, dejaren de comparecer ante una Comisión de investigación de las Cortes Generales o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, serán castigados como reos del delito de desobediencia”. Y bastantes procedimientos tiene pendientes, como para que le abran otro nuevo. Ese mismo artículo señala que “el que convocado ante una comisión parlamentaria de investigación faltare a la verdad en su testimonio será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses”.

De todos modos, prevalece el derecho constitucional “a no declarar contra sí mismo, a no confesarse culpables”. Eso es a lo que se ha acogido el extesorero del PP, aunque, de hecho, exista el convencimiento de que, efectivamente, hay un pacto para no agravar la situación judicial del partido y la política de muchos de sus responsables, como la de todos los exsecretarios generales y, especialmente la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy a quien se ha referido Bárcenas en una ocasión negando que fuera verdad que él llevaba pagos a su despacho en el partido, sobresueldos en dinero negro, en billetes de 500 euros, en una caja de puros. Ha dado a entender que el que hacía esa labor era… Álvaro Lapuerta.

La actitud de Bárcenas este Lunes, así como las declaraciones recientes de Arenas, Cascos, Rato, Mayor Oreja y Acebes en el Juicio Gürtel, muy  favorables al extesorero, y comprometedoras para el máximo responsable de las finanzas del partido Álvaro Lapuerta, afectado de demencia senil y liberado de comparecer en cualquier juicio, sería producto de ese pacto en el que habría intervenido como intermediario el secretario general de Alianza Popular con Antonio Hernández-Mancha,  Arturo García Tizón, amigo de Bárcenas desde esas lejanas fechas, cuando el tesorero ya militaba en AP.

Tizón uno de los históricos del PP, muy ligado a la actual secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, desde su último cargo de Presidente de la Diputación de Toledo, consiguió el año pasado que de pronto, Bárcenas, retirara su acusación sobre el caso de sus ordenadores destruidos a martillazos en Génova, con el argumento de que tenía que centrarse en el tema Gürtel y en los casos de delitos fiscales de los que le acusa la Fiscalía. Una prueba evidente de ese Pacto que ha salido a relucir con claridad,  este primer día de la Comisión de Investigación de las finanzas del PP, que tiene la pinta de que no servirá para nada.