Toda la prensa internacional vaticina grandes males para el PSOE

El desbloqueo politico que se produjo el domingo, tras la decisión del Comité Federal, de que el grupo parlamentario votaría en su mayoría a favor de la abstención en la segunda votación para la investidura de Mariano Rajoy, ha acelerado todos los mecanismos para que el Domingo día 30 Rajoy se convierta en presidente del Gobierno, después de que este martes, el Jefe del Estado, que ha empezado su periodo de consultas con todos los grupos políticos, le proponga como candidato.

Mientras en el Palacio de la Zarzuela se sigue el ritual de las consultas y el candidato Mariano Rajoy, desde el Palacio de la Zarzuela, da los primeros pasos de acercamiento al PSOE que, aunque se abstendrá de forma incondicional, exigirá la aceptación de determinadas propuestas económicas que afectan a los sectores más desfavorecidos, a los impuestos, pensiones y cotizaciones sociales, así como a otras que coinciden con los pactos firmados con Ciudadanos, que también estaban comprometidos con el partido de Rivera cuando Sánchez intentó su investidura.

Y todo eso dentro de un eco internacional que ha tenido el desbloqueo, que más que el desbloqueo político de España parece, por la reacción de los medios, el desbloqueo de Europa, que sigue con su Brest y la crisis que provoca, la inmigración, el terrorismo y el aumento del populismo, uno de los temas que más preocupa de España aunque, en este caso, estamos ante un populismo de izquierdas. Gran parte de la prensa pone en valor que tal como se ha resuelto la situación española, estamos ante el segundo caso de elección de un jefe de Gobierno, que aunque en minoría, ha sido reelegido, después de Enda Kenny en Irlanda, , tras llevar a cabo los dolorosos recortes presupuestarios requeridos por los acreedores para reducir la crisis financiera europea. Dos primeros ministros – subraya The Wall Street Journal – que adoptaron ese camino ortodoxo.

Pero el acento se pone, como es lógico, en la actitud que ha tomado el PSOE optando por la abstención que era el único camino que le quedaba si no quería ir a unas nuevas elecciones y sobre los males que a corto y medio plazo caerá sobre los socialistas. ”Los socialistas han hecho todo mal – destaca Berliner Zeitung y Franfurter Rundschau – y han provocado grandes daños a España y a sí mismos. “En lugar de ofrecer la abstención a cambio de que Rajoy fuese sustituido por un candidato no salpicado por la corrupción, el jefe del PSOE, Pedro Sánchez hizo como si pudiera formar otro Gobierno y fracasó. ”Que ahora vaya a gobernar Rajoy, y no otro político del PP, es también culpa del PSOE. Hacer lo correcto demasiado tarde no es mejor que hacer lo equivocado”.

La tesis del periódico francés Le Figaro es que el bloqueo político que inmoviliza a España está casi resuelto gracias a otra crisis: la del Partido Socialista. ”Privado de líder y afectado por una imagen desastrosa tras la exposición de sus divisiones y la decisión de su secretario general, Pedro Sánchez, de dejar su puesto, el PSOE ha decidido, evitar la convocatoria de nuevas elecciones legislativas, las terceras en un año. A partir de ahora, defiende otro periódico francés, Liberation, el PSOE tendrá que vivir con la reputación de haber “pactado con el enemigo”. Este cambio de dirección histórica que se produce en un contexto de división de una formación que ha obtenido sus peores resultados en junio (con 85 diputados) se hace en beneficio de Podemos. Este domingo, el líder de los Indignados, Pablo Iglesias, se frotaba las manos: “Hoy, sólo existe una verdadera oposición frente a los “diktats” de los poderes financieros y del establishment. Y esta oposición, somos nosotros.”

La decisión de ayer, es la conclusión a que llega Financial Times probablemente tendrá graves repercusiones para el PSOE. Al allanar el terreno para un gobierno de derechas, el partido va a desatar la ira de muchos de sus votantes habituales y a recibir ataques de su advenedizo rival de la izquierda, Podemos. Mientras, The Guardian cree que entre la ejecutiva y las bases del PSOE han surgido líneas divisorias. Para estas últimas, incluso un apoyo pasivo al PP es un anatema, y se cree que muchos podrí́an abandonar el partido y pasarse al bando del partido anti-austeridad Podemos. Tras el resultado, Pablo Iglesias, líder de Podemos, tuiteó: “El fin del turismo del sistema bipartidista. Ha nacido la Gran Coalicióńn” .El partido Izquierda Unida tuiteó: “Game over, ha ganado la oligarquía”.