El reality que triunfa: “Millones de españoles buscan Gobierno e Ilusión”

La prensa internacional sigue sorprendida y asombrada, los acontecimientos políticos en España, como si fuera un auténtico culebrón, hasta el punto de que no es de extrañar que algunos medios, algunos editoriales, e incluso de algunas crónicas o análisis llevan el título de un reality show, tan común en nuestras televisiones como “Granjero busca novia” o “Millonario busca esposa”, para explicar lo que está pasando en nuestro país. Estos días, y desde hace nueve meses, el reality televisivo español que está de moda, sería algo así como “Millones de españoles buscan jefe de Gobierno”, o “Millones de españoles indignados, esperan Gobierno”.

Un Jefe de Gobierno que parecía que podría encontrarse, después de las elecciones autonómicas gallegas y vascas, por los que los periódicos de media Europa han seguido con un exagerado interés, todo lo que ocurría entre gallegos y vascos, sin que los resultados de ese pasado domingo electoral, no haya resuelto la incógnita de cuándo habrá Gobierno en España. Probablemente el periódico francés L’Opinion en crónica de Gilles Sengès, es el que mejor resumen la situación con un solo titular: “El fracaso electoral del PSOE vuelve a barajar las cartas en España”.

Porque bajo la dirección de Pedro Sánchez, su secretario general desde julio 2014, el PSOE ha registrado su quinta y sexta derrota consecutiva con motivo de las autonómicas en el País Vasco y Galicia. Este “vía crucis”, que comenzó con las municipales y las autonómicas de mayo 2015, prosiguió los días 20 de diciembre de 2015 y 26 de junio de 2016, con motivo de las elecciones generales repetidas que se están produciendo en España. Algo que debe preocupar a los militantes en un momento en que unas séptimas elecciones podrían tener lugar en diciembre si el bloqueo de la situación política, provocado en gran parte por Pedro Sánchez, perdura hasta el 31 de octubre. “Porque, en cada ocasión, es la conclusión del periódico francés, los resultados no hacen más que empeorar.

En parecidos términos se expresa también Le Monde ya que el PSOE, dice, ha sufrido “un revés electoral que le debilita aún más, en un momento en que está sumido en una profunda crisis”, tanto él como el partido. Sánchez cada vez más aislado en su formación, cree el diario, tendrá que soportar las fuertes críticas de los barones regionales que no entienden su estrategia política: su rechazo a que gobierne Mariano Rajoy, que encabezó las elecciones legislativas del 20 de diciembre 2015 y el 26 de junio, sin por ello llegar a presentar un Gobierno alternativo. “Los resultados de este domingo 25 de Septiembre, podrían servirle para justificar un cambio de rumbo, incluso de líder”.

En eso coincide con el Frankfurter Rundschau cuando afirma en un editorial que titula “España desorientada” en que Pedro Sánchez quiere, sobre todo, salvarse a sí mismo. Cuenta con que los miembros del PSOE vuelvan a darle su confianza. La de los otros líderes del partido la perdió hace ya tiempo. “De modo que el partido se dedica a despedazarse a sí mismo, mientras el conservador Partido Popular (PP) espera, con tranquilidad, las terceras elecciones en un año tras su triunfo en Galicia y su esperado mal en el País Vasco. La posibilidad de evitar unas terceras elecciones es cada vez menor. Todo depende del PSOE: podría tolerar un Gobierno en minoría del PP o intentar una complicada alianza alternativa. El tiempo para ello es tan reducido que lograrlo en cuatro semanas sería un pequeño milagro. De modo que nuevas elecciones. Con las que probablemente tampoco se resolverá nada. “Es para desesperarse”, concluye.

Financial Times habla de conflicto abierto que se ha generado, en el Partido Socialista de España en medio de crecientes críticas al líder del partido, Pedro Sánchez, por una serie de derrotas electorales y su postura de línea dura en el intento por acabar con la parálisis política que sufre el país desde hace nueve meses. Sánchez se enfrentó a críticas de los medios y rivales políticos, pero también de un grupo cada vez más grande de disidentes de dentro de su propio partido. A pesar de que cada vez hay más indicios de ruptura de la disciplina del partido, analistas y funcionarios prevén que Sánchez va a ser difícil de derribar y que incluso un nuevo líder socialista podría ser reacio a apoyar a Rajoy.

En fin, son muchos los medios que se hacen eco de que los líderes territoriales y cuatro exsecretarios generales, Felipe González, Joaquín Almunia, Rodríguez Zapatero y Pérez Rubalcaba, estarían horrorizados de cómo Sánchez está dispuesto a jugar en el casino de Montecarlo el papel clave del PSOE en el actual Parlamento, donde podría liderar el control más férreo sobre un Gobierno minoritario de la derecha tal como escribe el diario La Vanguardia de Barcelona… En efecto, todo muy desequilibrado, en contra de Sánchez, y a punto de que comience ese nuevo reality que podría Titularse “Español, desesperado, busca ilusión”.