La imposible investidura de Mariano Rajoy

Jueves de reflexión ante la decisiva votación de dentro de unas horas en las que se confirmará la negativa del Parlamento a investir a Mariano Rajoy Brey, como presidente del Gobierno de España. Su candidatura, rechazada el miércoles por 180 diputados frente a 170 (PP, Ciudadanos y Coalición Canaria), volverá a ser rechazada este viernes, por mayoría, ya que habrá más votos en contra que a favor, y se pondrá en marcha el reloj para unas nuevas elecciones que, si no se ponen de acuerdo los partidos en la fecha, se celebrarán el día de Navidad.

A lo largo de estos dos meses, Rajoy tiene la posibilidad de intentar sucesivas investiduras, algo que ha insinuado, aunque no existe esa seguridad ya que, si algo ha quedado claro a lo largo de los debates de estos días es que, las posiciones permanecen inalterables. Es más, para el candidato la situación es mucho peor que cuando comenzó el debate de investidura esta semana. La postura de quien tiene la llave para desbloquear la situación, Pedro Sánchez, líder del principal partido de la oposición, está mucho más radicalizada, tiene una difícil marcha atrás y, la realidad es que, definitivamente, están quemados todos los puentes de acceso al Partido Popular.

Por otra parte, si el candidato confiaba en la posibilidad de contar con los apoyos del Partido Nacionalista Vasco (PNV), después de las elecciones autonómicas en Euskadi y ante la necesidad de un pacto con el PP, a cambio de un apoyo en Madrid, la situación también se ha deteriorado, según se encargó de escenificar en el debate de esta semana, el portavoz del partido, Aitor Esteban, que tuvo interés en aclarar que su partido “está absolutamente en contra de la candidatura de Mariano Rajoy”. Después de calificar la intervención de Rajoy de “rancia e irresponsable”, manifestó su “sorpresa y cabreo”, con el discurso, por haberse “pasado de frenada” con la unidad de España. “Por si tenía pocos frentes abiertos – remachó- ya tiene otro”. Y ese otro es el correspondiente referéndum soberanista en el País Vasco.

Es decir, que si estaba la situación mal, al empezar el debate de investidura esta semana, está peor, ahora. Con un no reforzado del PSOE, unos nacionalistas que no tienen la menor intención de llegar a ningún tipo de acuerdo y que siguen refugiados en el soberanismo y, un socio, Ciudadanos, que, sorprendentemente, en cuanto puede no para de repetir que no se fía de Rajoy, el panorama no invita precisamente al optimismo. En eso, Rivera, parece tener una confluencia total con Sánchez, que terminó su discurso de ruptura con esa frase de que el candidato no era de fiar ¿Va la confluencia más allá? ¿Es el inicio de algo más? ¿Sorprende que Ciudadanos, en cuanto puede, no tiene reparos en hablar de la desconfianza que les produce quien se ha convertido en su socio de investidura, aunque no de Gobierno. Si la situación está peor ahora que antes, ¿por qué va a ir Rajoy a una segunda, o a una tercera investidura? El sábado se reúne el Comité Ejecutivo del Partido Popular con Rajoy, para preparar la próxima estrategia, antes de que el Presidente en funciones, se traslade a China, a la Cumbre del G-20, en la que participan los representantes de las principales economías del mundo y la de los países emergentes y que la Moncloa considera “ineludible” la presencia de España.

De todas formas, tras la votación de este viernes, se abre un largo paréntesis, marcado por las elecciones vascas y gallegas, que se celebrarán el 25 de Septiembre. Tanto Rajoy como Sánchez, dedicarán gran parte de su tiempo a la campaña electoral. Una campaña en la que el PP luchará en Galicia por mantener la mayoría absoluta y, en Euskadi por salvar los muebles, al tiempo que el PSOE, intenta que en el País Vasco no se produzca el “sorpasso” por parte de Podemos, mientras que en Galicia, viendo la guerra civil que se está viviendo en Pontevedra y Orense, dónde, por primera vez, Ferraz ha cambiado las listas, provocando un auténtico conflicto interno, puede pasar lo peor. Lo peor también, para el secretario general del PSOE cuyos candidatos, Idoia Mendía, en Euskadi y, Joaquín Fernández Raiceaba, en Galicia, pueden considerarse de la total confianza del secretario general del partido.

El secretario general, sobre el que está cayendo toda la responsabilidad de una posible convocatoria de nuevas elecciones, no parece que vaya a cambiar de opinión después de la votación de este viernes, aunque ya hay datos que indican que habrá una nueva reunión del Comité Federal del partido, después de las autonómicas gallegas y vascas. Lo ha confirmado Antonio Hernando, portavoz parlamentario, aunque ha introducido más desconcierto al asegurar que la reunión sería para ratificar ese “No” de Sánchez. Nada que ver con lo que vienen pidiendo algunos barones que están intentando forzar una abstención. Por otra parte, a pesar de todos los llamamientos de Pablo Iglesias a la formación de un Gobierno de progreso, “eso llega tarde” confiesa alguien cercano a Sánchez. “Hubo oportunidad y terminó en boicot. Ese momento ya pasó…”.