Ni habrá investidura a principios de agosto ni milagros del Apostol

Cuenta la leyenda que circula por el Camino de Santiago, que muerto el Apóstol, del que este lunes celebramos su festividad como Patrón de España, los siete discípulos que había llevado consigo cuando estuvo en España robaron por la noche el cuerpo que Herodes prohibió enterrar. Ocultamente lo llevaron hasta el puerto de Jaffa donde milagrosamente encontraron una nave sin remeros ni piloto, en la que embarcaron dos de ellos, Teodoro y Atanasio. Ayudados por un viento favorable, en un trayecto de siete días realizado bajo la guía divina y con una tripulación angelical, la embarcación arribó a las costas gallegas en Iria Flavia.

Es uno de los milagros, recogidos en “Milagros y Leyendas Jacobeas” que más entusiasman a los peregrinos, especialmente, a los que, a pie juntillas, creen en los milagros, desde que, leyendo atentamente la Biblia, comprobaron que el Apóstol Santiago, Santiago el Mayor, fue testigo de cómo Cristo resucitado caminó sobre las aguas por el lago de Tiberiades (ver en republica.com “Rajoy espera del Apóstol, un nuevo milagro como el del lago de Tiberiades”)

De acuerdo con esa tesis, Mariano Rajoy ha abandonado Madrid este fin de semana, para irse hasta Galicia, para esperar algún tipo de milagro, como el que contemplaron Teodoro y Atanasio, y se produzca alguna intervención del Apóstol, para que esa investidura programada, por él mismo, para los días 2,3 y 5 de Agosto, no resulte fallida de forma que quien ostenta el título de Patrón de España, le ayude a él y al país, para contribuir a la necesaria estabilidad política nacional. Comparado con el milagro del lago Tiberiades y el traslado hasta Iria Flavia de los restos de Santiago Apóstol, a Rajoy, el milagro de la investidura le debe parecer la cosa más fácil y normal del mundo, sobre todo estando allí en Galicia muy cerca del Apóstol.

Aunque todavía es posible, porque esperará hasta el mismo día 28 en que tiene audiencia con el Jefe del Estado, con la que se cerrará la nueva ronda de consultas del Rey con los representantes de los grupos políticos, no parece que pueda producirse ningún tipo de milagro por lo que es muy probable que, en el caso de que el jefe del Estado le proponga como candidato a la investidura como el candidato más votado en las elecciones del pasado 26 de junio, vuelva a declinar la propuesta real, igual que hizo el pasado mes de enero tras anunciar el día anterior que aceptaría y que estaba muy animado a presentarse.

Ahora no parece tan animado a pesar de haber ganado de nuevo las elecciones y haber subido en número de escaños y de votos. Por segunda vez, ha sido el candidato más votado. Y, por segunda vez, puede rechazar la propuesta real, en el caso de que se produzca, simplemente para que, según el artículo 99, comience a correr el reloj para la disolución de las Cámaras y la convocatoria de unas nuevas elecciones. Puede incluso ser propuesto y que la presidenta del Congreso Ana Pastor, paralice el reloj y no convoque la investidura hasta comprobar que hay seguridad de que tiene los apoyos suficientes como para comparecer ante el Congreso de los diputados y tener más votos a favor que en contra si, por fin, el PSOE, decide salir del “no, no, y no” y apoyar una abstención.

Las claves en estos momentos cuando Rajoy un mes después de las elecciones del mes de junio no se ha empleado a fondo todavía para conseguir los apoyos necesarios conseguidos en todo caso, después de arduas negociaciones en las que tiene que haber debates de programas, concesiones, ofertas y demandas (algo que hasta ahora no ha llegado a producirse a lo largo de todo un mes), siguen estando en Ciudadanos y en el PSOE, porque no parece posible, por el momento, el tan esperado milagro. A la vista de que no parece posible la investidura, este lunes el portavoz parlamentario del Partido Popular Rafael Hernando ya ha anunciado que Rajoy volverá a declinar el ofrecimiento real si éste se produce el jueves 28 de Agosto, el día que el Jefe del Estado cierra la ronda de consultas.

“Sería absurdo ir ahora a una investidura si no se cuenta con votos suficientes para ser investido”, ha recalcado el portavoz popular en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. El dirigente popular culpó a Ciudadanos y al PSOE de mantener bloqueada la situación al no prestarse siquiera a negociar los puntos contenidos en el documento resumen de su programa electoral que Rajoy les entregó a los líderes políticos. No ha entrado en más detalles, aunque en fuentes del PP se aclara que la investidura puede celebrarse entre la segundo y la tercera semana de agosto, (a punto de expirar el plazo para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado) con lo que la repetición de elecciones, será el 4 o el 11 de diciembre.