26 J: El miedo llega cuando el pescado está vendido…

Este Lunes, es el último día para publicar encuestas según la legislación española, una legislación tan alejada de la realidad que no puede impedir que, por ejemplo, hasta el mismo día 26 , el Periódico de Andorra, perteneciente al Grupo Zeta, pueda proporcionar datos on line , sobre la evolución del voto, hasta el mismo día de las elecciones. Una Ley que ya no responde a los criterios dominantes en una época en la que, apenas , se había desarrollado Internet y no existían, por supuesto, las redes sociales.

Este Lunes , de cualquier modo, las encuestas no han cambiado substancialmente , sino que se han acentuado las tendencias de los sondeos publicados el fin de semana : subida mínima del Partido Popular, el más votado , que puede superar el treinta por ciento, aunque no experimenta un subida proporcional de escaños; estabilidad de Unidos Podemos a sólo cuatro puntos del PP (y cuatro puntos más de lo que lo que consiguió en las elecciones de Diciembre) que le ha llevado a Pablo Iglesias a declarar lleno de optimismo , que está en una situación de “empate técnico ” con Rajoy”; situación comprometida del PSOE, en tercera posición , superado en votos y en escaños por la coalición de izquierdas y , estabilidad, en Ciudadanos , que con un 17-18% de votos , ronda los cuarenta escaños , los mismos que consiguió en Diciembre, con tendencia a la baja .

De estos datos se deduce que el panorama resultante el 26 de Junio es muy parecido, con todos sus matices, a los del pasado 20 de Diciembre. Ningún partido tendrá mayoría suficiente como para poder gobernar y , por ahora, siguen plenamente en vigor las mismas líneas rojas que hicieron imposible la elección de un candidato capaz de formar un gobierno estable. Algo que se repite ahora, en un escenario europeo complicado por los efectos del Brexit, cuyo Referéndum se celebrará este Jueves; por el frente anti-austeridad que se está diseñando en el Sur de Europa (Portugal , Grecia e Italia) a la que se puede sumar España ; por la subida del Movimiento populista Cinco estrellas en Italia y , por las alertas lanzadas por varios bancos internacionales ( Morgan Stanley, UniCredit, City , Barclays y Natixis ) ante una recesión, en el caso de que gane Unidos Podemos, según anuncia “El Mundo”, en su portada , haciéndose eco de la pesimista visión de España de quienes actúan como referentes para los inversores en todo el mundo.

Es más , después de una campaña electoral mucho mas crispada que la anterior, en la que todos han ido contra todos, intentando rebañar votos dónde han podido, y, cuando queda solo unos días para el Domingo, se han radicalizado esas líneas rojas, hasta el punto que el líder de Ciudadanos , Albert Rivera, ha lanzado la idea de que su partido sólo votará a un diputado del Partido Popular, pero no a Rajoy, cuya cabeza quieren cortar para dar credibilidad a cualquier proyecto de regeneración. política. Por su parte, Rajoy, que este mismo Lunes ha recordado que no está dispuesto a dar un paso al lado para dejar el sitio a otro dirigente, al tiempo que ha querido quitar dramatismo a la situación a la que está conduciendo la campaña y , con una cierta ironía ( es la única forma de interpretarlo) , ha insistido en que no ve “que haya líneas rojas en España”, antes de insistir, en que el 26-J los españoles han de optar entre un proyecto moderado y otro extremista,

Asimismo, ha calificado de “chiste” las acusaciones respecto a una supuesta “pinza” entre PP y Podemos , olvidando que quizás, han colaborado a crear un partido que se les ha escapado del control, y que , parte del éxito de Podemos, es responsabilidad de quienes han hecho de la crisis de estos últimos cuatro años motivo de sufrimiento para millones de españoles, especialmente para esos jóvenes que ni encuentran trabajo, ni tienen seguridad de que vayan a tenerlo en un plazo razonable y que forman, según el CIS , el grueso del electorado de la Coalición de Izquierdas.

Hace unos días este cronista en esta misma sección ( ver republica.com 20D, 26J…¿Y si hubiera que ir a unas terceras elecciones ” ) se preguntaba sobre la posibilidad de que , ante la falta de acuerdo , tuviesen que celebrarse unas terceras elecciones , algo que sería , ha dicho Rajoy, “el ridículo mundial ” , ridículo que no hay que descartar , después del ridículo que ha supuesto la estrategia que, desde el inicio de las largas campañas electorales, que se iniciaron en 2014 , con las europeas, ha seguido a Moncloa . Una estrategia , atacando a sus posibles aliados y apoyando a sus adversarios , considerados desde el principio como frickys que iban a dividir a la Izquierda.

Y, ahora, a ultima hora , ha venido el miedo. ” Debemos unir todos los moderados españoles nuestros esfuerzos y no dilapidar ni un voto porque cada voto que nosotros dilapidemos es para los radicales y extremistas”, ha dicho este Lunes, cuando ya el pescado está prácticamente vendido…