Chaves y Griñán: efecto electoral de un golpe demoledor al PSOE

¿Tendrá efectos electorales el 26 de Junio la imputación por prevaricación de los expresidentes de La Junta de Andalucía y del PSOE, Manuel Chaves, José Antonio Griñán (este último, también, por malversación de fondos públicos) y de seis importantes consejeros como el todopoderoso Gaspar Zarrías y la exministra y exvicepresidenta del BEI (Banco Europeo de Inversiones ) Magdalena Álvarez, en el vergonzoso caso de los ERE, un caso que afecta, en teoría, a los sectores más favorecidos y que ha sido aprovechado para el enriquecimiento de muchos?

Esta cuestión de los efectos electorales, es la principal cuestión que se debate este jueves y que se desprende del auto dictado por el juez Álvaro Martín. En él, viene a confirmar las tesis de la jueza Alaya, que sostiene que tanto el caso de los ERE (Expedientes de Regulación de Empleo) como el de los cursos de formación, eran estructuras creadas por el partido socialista, para montar toda una red de “clientelismo político”, unas estructuras y unas redes que han durante años y años, y que ahora, están siendo juzgadas por los Tribunales.

El auto del magistrado Álvaro Martin, por el que se imputa a los ex máximos dirigentes del PSOE y a seis destacados exconsejeros de la Junta de Andalucía, es de tal contundencia, que supone un golpe demoledor para los gobiernos andaluces presididos por Chaves y Griñán durante 23 años, y eso, en vísperas de la campaña electoral de la consulta de Junio. Según el auto una serie de funcionarios públicos establecieron un sistema “carente de las elementales exigencias de publicidad y control, y sin atender los fines para los que estos fondos estaban destinados y ex altos cargos del Gobierno andaluz concertaron sus actuaciones de un modo expreso y llevaron a cabo todos los actos necesarios para que pervivieran durante una década un procedimiento particularísimo, pese a los numerosos avisos que dio la intervención”.

Aunque desde el PSOE andaluz se sostiene que las imputaciones del juez no pasará factura electoral el próximo 26 de Junio, en tanto esa factura fue asumida en las elecciones autonómicas de 2012, cuando el Partido Popular fue por primera vez, el partido más votado (1.567.207 votos populares frente a los 1.523.465 del PSOE), va a ser inevitable, dada lo polarizada que está la campaña, que no sólo se produzca esos efectos, sino que son muchos los analistas que sostienen que esos efectos serán a favor de la Coalición Unidos Podemos.

Porque Andalucía es la Comunidad dónde mejor está implantada Izquierda Unida, porque Izquierda Unida ha gobernado en coalición con el PSOE, hasta que Susana Díaz decidió romper y adelantó y convocó elecciones en 2015 y, porque según los expertos demoscópicos en Andalucía es dónde la Coalición de Iglesias- Garzón puede sacar, según los restos de la ley D’Hondt, varios diputados. Los escaños más probables están en las provincias de Cádiz, Málaga, Jaén, Córdoba, y Granada.

El eco internacional del escándalo ERE, lo recoge el periódico británico Financial Times convencido, según su principal titular, de que “el Partido Socialista Español (PSOE) ha recibido un golpe, a menos de un mes de las elecciones nacionales y después de que un juez de Andalucía acusara a dos de sus exgobernadores regionales en un caso de corrupción”. Las imputaciones, según el periódico, vienen en un mal momento para el PSOE, partido de centro izquierda, que ha estado intentando conservar su posición como uno de los dos principales partidos tradicionales de España, junto con el PP de centro derecha, o Partido Popular. El PSOE ocupó un distante segundo lugar tras el PP en las elecciones nacionales de diciembre, de las que no salió́ ningún gobierno. Desde entonces, los partidos han estado compitiendo de cara a unas nuevas elecciones que se celebraran el 26 de junio.

“Como señal preocupante para el PSOE, añade el diario británico, una serie de sondeos le ponen detrás de una nueva alianza de izquierdas, Unidos Podemos, formada en Mayo entre Podemos, partido anti-austeridad, e Izquierda Unida, un partido de izquierdas más pequeño”. Y el estudio que publica este Jueves el periódico El País, le da la razón ya que un sondeo de Metroscopia da una notable subida a la Coalición Unidos Podemos, aunque sin desbancar al PSOE de una segunda posición muy cercana al Partido Popular.