El sorpasso de la Izquierda, el optimismo de Rajoy y el “Indispensable” Sánchez

Unidos Podemos es, en estos momentos, el primer partido en intención directa de voto (21%), según la encuesta de Metroscopia que este domingo publica el periódico El País, aunque esa misma encuesta, vaticina que será el Partido Popular el que ganará las elecciones del próximo 26 de Junio, con un 29,9% de votos, 1,2 puntos más que los que consiguió en las elecciones del pasado 20 de Diciembre, un porcentaje que le situó en el partido más votado, pero que le imposibilitó llegar a ningún tipo de acuerdo con otro partido. Por la oposición frontal del PSOE y por la exigencia de Ciudadanos de que cambiara a Mariano Rajoy por otro candidato a la Presidencia del Gobierno.

La encuesta de “Metroscopia”, que juega con una participación del 68% (cinco puntos menos que en las elecciones de Diciembre) empieza ya, cuando todavía no se ha iniciado oficialmente la campaña electoral, a dibujar un escenario bastante aproximado de lo que puede pasar en Junio, si bien el desarrollo de la campaña y las estrategias que pongan en marcha tanto el Partido Popular como el PSOE, pueden influir decisivamente en el resultado final. El escenario al que se refiere El País es un escenario con un PP ganador que subirá en votos y escaños, una coalición de izquierdas que consigue ganar en porcentaje de votos (23,2%) al PSOE (20,2%. 1,8 puntos menos que en las elecciones de Diciembre) y un Ciudadanos que baja respecto a anteriores sondeos pero que gana 1,6 puntos respecto al 20D.

Hasta ahora, el PP ha iniciado su precampaña radicalizando su discurso contra Ciudadanos, convencido de que puede recuperar parte del voto popular que se ha pasado a las filas de Rivera y, centrando todos sus ataques en la coalición Unidos Podemos, en una estrategia de enfrentamiento de Izquierda-Derecha, una estrategia que ya ensayó Esperanza Aguirre en las elecciones a la Alcaldía de Madrid y que consiguió el efecto contrario: fortalecer la posición de Manuela Carmena. Si además, el PSOE, como pretende la Presidenta andaluza Susana Díaz, se suma a esa campaña de enfrentamiento directo con la Coalición de Izquierdas, se puede producir un efecto multiplicador que al final, si se juega con el miedo, puede beneficiar a Unidos Podemos, teniendo en cuenta el alto porcentaje de voto directo que aparece en las encuestas.

El escenario que Metroccopia empieza a confirmar es que, en efecto el “sorpasso” es posible, que el partido que puede convertirse en el primer partido de la oposición es Unidos Podemos, que ya ha superado al PSOE en número de votos, aunque no en número de escaños, algo que va a depender mucho del índice de participación y del reparto de los restos en algo más de una veintena de provincias en las que, el último diputado, por lo menos el 20D, fue a parar al Partido Popular. Por otra parte, Unidos Podemos, que ha aceptado la renuncia de la candidata por Las Palmas, la jueza Victoria Rosell, para evitar que en plena campaña sea imputada por un supuesto caso de “prevaricación”, en un episodio que parece especialmente fabricado para ella, ha visto también con contrariedad como Julio Anguita, a quien se le había propuesto cerrar la lista de la coalición por Córdoba (encabezada por un hombre del exdirigente de Izquierda Unida, Manolo Monereo, y en la que está integrada la exmujer de Anguita, Antonia Parrado) ha rechazado la oferta, convencido de que no volverá a la vida política activa. Para un sector de la coalición (Ver republica.com “Córdoba, el símbolo de lo que quiere Iglesias que sea Unidos Podemos”) la presencia de Anguita en las listas, era el reconocimiento de que el viejo militante comunista era el verdadero padre de la Coalición.

Este domingo, la reacción de los distintos partidos ha ido por barrios, pero ha sido en el PP, dónde ha sido mejor acogida en tanto confirma la tesis de la Moncloa de que Rajoy gobernará con 130 diputados, que es la cifra que manejan los expertos del partido, que sumados a los cuarenta o cuarenta y dos que pueda obtener Ciudadanos, da una mayoría cómoda al actual Presidente en funciones, que sería completada, según fuentes populares, con acuerdos con Coalición Canaria y con el Partido Nacionalista Vasco. “Nos podemos entender en muchas cosas con el PNV, ya lo hice en 1996 cuando fui ministro de Administraciones Públicas“, ha declarado Rajoy al Correo, añadiendo que el adelantamiento de Podemos al PSOE “sería una pésima noticia para España”.

Y un dato que hay que valorar y que revela el periódico alemán Suddeutsche Zeitung en una información dedicada a Pedro Sánchez con ocasión de su reciente visita a Berlín, y al que se presenta como “presuntamente indispensable”. “El 26 de Junio -dice el periódico- España votará a un nuevo Parlamento y el líder del partido socialista Pedro Sánchez, destacó que está abierto a alianzas en todas direcciones.Ya no rechaza siquiera una gran coalición con el Partido Popular. Tampoco le quedan más opciones: como en casi todas partes, también en España la socialdemocracia se encuentra en una grave crisis. Y sin Pedro Sánchez, en España después del 26 de Junio no funcionará nada”.