Entra en vigor la “Ley Murphy-Rajoy”: la Oficina del Fraude investiga a Cañete

La Ley de Murphy, formulada por por Edward A. Murphy Jr., un ingeniero que trabajó en una base aérea norteamericana en experimentos con cohetes y el efecto que producía en el sistema de frenada a través de raíles, a finales de los años cuarenta en el siglo XX está basada en una frase que está comprobada empíricamente: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Una variedad de otra, que también se debe a otro Murphy, Robert, hijo de Edward que se la oyó a su padre y que textualmente decía que “Si hay más de una forma de hacer un trabajo, y una de ellas culminará en desastre, alguien lo hará de esa manera”.

Se desconoce si Mariano Rajoy Brei comparte ese pesimismo que refleja la Ley de Murphy, pero perece que ha trabajado en la base aérea norteamericana de Edwards, con Edward A. Murphy Jr., incluso con su hijo Robert, aunque, en honor a la verdad, hay versiones que sostienen que la frase de la Ley, tal como se conoce hoy, jamás fue pronunciada por el constructor de cohetes. La frase textual bien puede ser bautizada como “Ley de Rajoy”: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Y, además, hay que añadir, en el peor momento o en el momento más inesperado.

Lo último que se ha producido según la “Ley de Murphy-Rajoy” , días antes del despacho con el Jefe del Estado para hablar de una posible investidura (de él, o de Pedro Sánchez o de Pablo Iglesias que, si puede, lo intentará…), es la decisión del juez titular del Juzgado de Instrucción numero 18 de Valencia, que lleva al frente de lo que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha bautizado como “Operación Taula”, de abrir las investigaciones sobre la financiación ilegal del Partido Popular en Valencia, a nivel local, a nivel provincial, a nivel regional y a nivel de Comunidad Autónoma. En este sentido se sabe que la Fiscalía Anticorrupción dispone de indicios de financiación ilegal y blanqueo de capitales en los tres niveles del partido en la Comunidad Valenciana. El juez investiga el incremento patrimonial de altos cargos, como la compra de coches de lujo e inmuebles.

Un nuevo escándalo solo comparable con la “imputación” (investigación, según el nuevo lenguaje judicial) del Partido, por el caso de la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas y el caso de Acuamed, un caso de tráfico de influencias y de comisiones a cambio de contratos con el Ministerio de Agricultura, que ha provocado de momento, la dimisión del número tres de la vicepresidencia del Gobierno y las sospechas sobre el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete, actual europarlamentario y comisario de Acción por el Clima y la Energía. La noticia de la posible implicación del comisario español en los contratos para la construcción de una desaladora en Almanzora (Almería) valorada en cuarenta millones de euros y concedida a la constructora FCC, ha provocado la intervención del portavoz comunitario Jakub Adamowicz que ha asegurado que Bruselas ha solicitado al Gobierno español, la máxima información, y ha alertado a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) para que realice las oportunas investigaciones. Por otra parte, se han suspendido todas las ayudas europeas de las que se ha venido beneficiando Acuamed.

Todos estos casos de corrupción, según algunos, habrían salido a relucir debido, sobre todo, a la “Ley Murphy-Rajoy”, en un momento clave cuando se desarrollan toda una serie de movimientos para la investidura de un Presidente del Gobierno. Este mismo jueves, y ante la propuesta del expresidente del Gobierno Felipe González, en una entrevista al director de El País, Juan Caño, de que ”ni el PP ni el PSOE, deberían impedir que el otro Gobierne”, el secretario de organización del partido, la mano derecha del secretario general Pedro Sánchez, y el que suele dar la cara, cuando Sánchez piensa que lo más oportuno para él, es guardar silencio y que sea César Luena, el que dé la cara ha declarado en “El Programa de Ana Rosa” de Telecinco que “dejar gobernar al PP es indultarlo por la corrupción”. En un lenguaje muy duro que da el tono del clima de enfrentamiento del aparato del PSOE con Rajoy, Luena, sostiene que entenderse con el PP de Mariano Rajoy para facilitar que haya Gobierno en España es una manera de indultarlo, de blanquearlo”. El PP tiene que pagar en la oposición lo que ha hecho sistemáticamente durante muchos años para que se regenere y contribuya así a regenerar la democracia”.

Por eso, el paso que se ha dado este jueves en Valencia de investigar al partido a todos los niveles, es una medida judicial de especial gravedad que tendrá sus inevitables consecuencias políticas, y que entorpecerá tanto las conversaciones del PP con Ciudadanos como cualquier Coalición que se intente montar con Rajoy como presidente.