Ciudadanos puede desencadenar el “sorpasso” en las generales

A cincuenta días de las elecciones generales del 20 de diciembre puede producirse el “sorpasso”, según la encuesta de Metroscopia que este domingo publica el periódico El País. ”Sorpasso” es un término italiano que fue introducido en los años ochenta del siglo pasado por el secretario general del partido Comunista Julio Anguita, que tiene difícil traducción al español, pero que en términos políticos, vendría a significar el adelantamiento de un partido a otro “por sorpresa”, sin estar previsto. Sería algo así como “zarpazo”. Es lo que pretendía el dirigente comunista que Izquierda Unida hiciese con el PSOE.

Pero el protagonista de ese “Sorpasso-Zarpazo” ahora, según la encuesta, pudiera ser Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, que ya aparece como segunda fuerza política en intención directa de votos, por delante del PSOE (22,5%, frente al 21%) y a sólo un punto del Partido Popular. La cuarta fuerza política con un 17% es Podemos que mejora posiciones respecto al último sondeo y se sitúa en una horquilla de 42-46 diputados. La primera fuerza política es el PP que parece haber llegado a su suelo y que se coloca entre 93 y 100 diputados, seguida de Ciudadanos (72-84), PSOE (88-98), Izquierda Unida 5, y otras 43. Aunque en porcentaje y en voto decidido, Ciudadanos supera a los socialistas, estos últimos se benefician de la Ley de D´Hondt, en el reparto de escaños.

Esto significa que el voto está en una situación de gran volatilidad, que ningún partido podrá gobernar solo, es más, ninguno es posible que obtenga más de 100 diputados y que tendrán que producirse gobiernos de coalición. Coalición difícil, en la que no hay que descartar que participen hasta tres partidos, algo insólito en el panorama político español hasta ahora, donde la voz cantante la ha llevado el bipartidismo. Ahí es donde se puede producir el gran cambio, con la subida de los dos partidos emergentes y el pequeño repunte de Izquierda Unida. Y ahí también es donde se puede producir el “sorpasso”, por parte del partido de Rivera. El líder de Ciudadanos ya ha empezado a lanzar el mensaje de que su pelea es para ser la primera fuerza política, y eso, que parecía una simple frase llana de buenas intenciones, se está demostrando que puede cumplirse, de acuerdo con la encuesta de Metroscopia.

La subida de Ciudadanos se produce por la llegada de votantes del Partido Popular (que parece que ya ha terminado) y por la incorporación de votantes del PSOE, así como por el “efecto catalán”, por el triunfo de Cs en Cataluña, al convertirse en el primer partido de la oposición, con lo que da la apariencia de que, en cierto modo, por el momento dulce que vive, que hay un seguidismo a sus tesis políticas. Por otra parte, de la encuesta se deduce que, en esta ocasión, la campaña electoral va a ser decisiva, y que es muy importante que los cuatro partidos expliquen con claridad sus programas y sus intenciones de pacto (o, por lo menos, que el votante pueda deducirlas), así como que se produzcan caras a caras entre ellos, para despejar incógnitas y estudiar las contradicciones. No deja de ser significativo que los líderes más valorados sean Rivera y Alberto Garzón de Izquierda Unida y los menos Mariano Rajoy y Pablo Iglesias. Los que hablan más claro y los más confusos, Pedro Sánchez aparece entre unos y otros.

Kiko llaneras, un doctor en informática industrial de la Universidad Politécnica de Valencia, después de hacer 15.000 simulaciones de todas las encuestas publicadas hasta ahora concluye, en un estudio que ha realizado para el digital El Español, que la probabilidad de que PP y Ciudadanos logren una mayoría de escaños es del 53%. Las mismas que tirar una moneda al aire. Que PSOE y Ciudadanos sumen 176 escaños es poco probable (5%). Y aún es más difícil que lo logre una coalición de izquierdas: PSOE, Podemos, IU y el resto de partidos de izquierdas, solo tendrían un 3% de probabilidades de lograr una mayoría. Hay dos coaliciones que tienen más posibilidades. Ambas son políticamente complicadas. Una gran coalición entre PP y PSOE sumaría 176 escaños con un 99% de certidumbre. Una coalición de PSOE, Ciudadanos y Podemos podría sumar escaños suficientes para relevar al PP del gobierno con un 78% de probabilidad.