China, la recuperacion, Rajoy y el efecto mariposa…

Entusiasmado por el homenaje que le había rendido su Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, durante el debate parlamentario de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, (enmiendas que han sido rechazadas este Miércoles en su totalidad); fascinado con los halagos de su subordinado que insistía, una y otra vez, que era personalmente él, el que frente a empresarios banqueros y políticos, nos había salvado del rescate soberano ( el otro, el rescate bancario, parecía no tener la menor importancia) Mariano Rajoy Brei, se atrevió despues del ‘Lunes negro’, el Martes 23 de agosto, a pronosticar que lo que estaba pasando en China (acababan de hundirse todas las Bolsas europeas, especialmente la española), no iba a tener ningún tipo de influencia en la economía española ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo.

Un pronóstico arriesgado, cuando las Bolsas siguen bajando en Europa, en el resto del mundo y en la propia China, que parece no haber encontrado, todavía, esa fórmula maravillosa que vaya más allá de las tres devaluaciones del yuan, de la bajada de los tipos de interés y de los coeficientes de caja de los Bancos. Arriesgado, en tanto los expertos no se ponen de acuerdo que efecto puede tener en Europa lo que está pasando en la segunda economía del mundo sumida en una enorme burbuja inmobiliaria, en una burbuja financiera en las Bolsas de valores, en una burbuja de escaso crecimiento para lo que es la economía del país (un crecimiento en torno al 7% del PIB, dos y tres puntos menos que otros años) y en pleno cambio de modelo que apuesta más por el consumo que por la exportación. Y arriesgado desde el punto de vista de la “recuperación de la economía mundial”, cuando, además, son muchos los países emergentes los que también han empezado a entrar en crisis.

Al tiempo que Rajoy se manifestaba con tanta tranquilidad y optimismo , en Francia, el Ministro de Economia Emmanuel Macron expresaba su inquietud sobre los riesgos en los que se encuentra la economía mundial y especialmente la europea. “China se enfrenta actualmente a una serie de problemas y no debemos subestimar los riesgos”, destacando que los problemas asociados al crecimiento económico del país podrían acarrear “consecuencias negativas para la recuperación de la economía global. China ha tenido una contribución significativa al crecimiento de la economía mundial, pero ahora, el país se encuentra en una etapa de transición y todos estamos interesados en que China sea un país estable”.

Despues del “lunes negro”, las bolsas han seguido bajando y el debate sobre las consecuencias para la economía europea y española no es tan claro como lo presenta el Presidente del Gobierno español, aunque son muchos los expertos que creen que mientras seguirá bajando el precio del petróleo, que neutralizará la paralización de algunas exportaciones al gigante asiático. Lo que significa que la desaceleración económica que se esta procediendo en China no arrastrará a Europa, lo cual no quiere decir que un crecimiento menor de lo esperado, pueda tener repercusiones en nuestra economía, aunque esas repercusiones serán más evidentes en Alemania que en España. Lo malo es que Alemania es el motor del crecimiento de Europa.

Hace ahora ocho años, en pleno estallido del escándalo de las hipotecas subprime o hipotecas basuras que contaminaron toldo el sistema financiero norteamericano y que significó el inicio de la gran crisis económica de la que todavía no hemos salido, el Presidente del Gobierno español, con una cierta alegría anunciaba al país que esa crisis de las hipotecas no afectaría a España porque además, en España no había hipotecas basura. Según él “España estaba preparada” para lo que podía ser “un ajuste en el conjunto de los mercados financieros como consecuencia de una gestión inadecuada en el ámbito inmobiliario de un país que, en efecto, es la primera potencia económica mundial”. Un año más tarde la culpa de todo, según Zapatero, la tenía Estados Unidos y las hipotecas basuras.

Ahora estamos hablando de la segunda potencia económica del mundo y lo mejor para el país seria que el pronóstico del Presidente del Gobierno, el hombre que está viviendo para la recuperación, ( y no sólo de recuperación vive el hombre) fuera el acertado. Pero ¡ojo! que vienen curvas y puede pasar de todo…Puede pasar, incluso, lo que se conoce como “el efecto mariposa”: simplemente que el batir de las alas de una mariposa pueda provocar un huracán en otro parte del mundo…