Oscuro e incierto se presenta el reinado de Rajoy…

Si algunos de los miles de candidatos del PP a las elecciones municipales y autonómicas esperaban, esperanzados, a la reunión de la Junta Directiva Nacional del Partido que se reúne este Martes en Madrid, para saber cuál es la estrategia, las rectificaciones y los mensajes de regeneración política que tienen que lanzar en las decisivas elecciones del próximo 24 de Mayo, en las que se juegan todo , se habrán quedado de piedra al oír al Presidente del Gobierno Mariano Rajoy este Lunes , en Radio Nacional de España, en una entrevista improvisada a última hora para enfriar, lo más posible, los exaltados ánimos de quienes han denunciado una “conspiración interna ” para terminar con la secretaria general del partido Dolores de Cospedal y, con el propio Rajoy (ver republica.com ” La conspiración del viernes Santo”) . Una “conspiración” en la que estarían el vicesecretario de política autonómica Javier Arenas y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Alarmados por los malos resultados de las encuestas, preocupados por la falta de iniciativa de un gobierno refugiado en la recuperación económica (ver republica.com “Mariano, no sólo de recuperación vive el hombre”) conscientes de que sus mensajes no llegan ni a los Jóvenes -sólo un 4,3 % de los jóvenes de entre 18 a 24 años apoyaría en estos momentos al PP frente al 30,2% que en el año 2011 votó por los populares-, ni a votantes que normalmente han venido votando conservador , ante la irrupción de Ciudadanos, y , sorprendidos del fracaso electoral en Andalucía donde se ha pasado de ser la fuerza política más votada hace tres años, a perder, nada más y nada menos, que 17 diputados, temen que, al final, y, dentro de seis semanas, se produzca el gran tsunami que les desaloje de municipios y Autonomías, gracias a los cuales ganaron las elecciones generales de Noviembre de 2011, con mayoría absoluta

Probablemente todos esos miles de candidatos no sólo se habrán quedado de piedra, sino que habrán tenido que oírlo varias veces el argumento de que con ese mismo equipo con el que se conquistó todo el poder autonómico y municipal, es con el que lograrán en Mayo ser el partido más votado, lo que no significa, ni mucho menos, que puedan gobernar, ya que la mayoría absoluta, en esta ocasión , es un sueño. Tendrán que leer y releer a Rajoy para intentar comprender por qué el Presidente, no piensa cambiar nada en el partido, ni en el Gobierno, ni cambiar de argumentario para centrar todo en la recuperación económica, basándose además en que los datos de Marzo son tan positivos como que el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar marzo en 4.451.939 personas, tras bajar en 60.214 desempleados respecto al mes anterior, su mayor descenso en un mes de marzo desde 2002, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Por su parte, la Seguridad Social ganó en marzo una media de 160.579 afiliados (+0,96%) respecto al mes anterior, su mejor dato en este mes de toda la serie histórica, iniciada en 2001. Pero, pese a que el número de parados se ha reducido, el porcentaje de los mismos que no cuentan con ningún tipo de ayuda o prestación ha aumentado. La tasa de cobertura ha caído así al 55,7%, su nivel más bajo desde octubre de 2001

En resumen, la reunión de este martes a la que asistirán casi seiscientos dirigentes del partido de toda España, no servirá para nada. Ni se hará ningún tipo de autocrítica, ni habrá cambios ni en el partido, ni en el Gobierno, ni siquiera en la estrategia general con la que parece estar encantado el Presidente, más allá de empezar un cierto acercamiento a Ciudadanos que, por el momento será rechazado por el partido de Albert Rivera.”No va a haber cambios. El Gobierno está funcionando muy bien y el partido está funcionando muy bien. Estoy satisfecho de cómo están funcionando las cosas, aunque siempre puede haber pequeños ajustes, pero no grandes cambios”, ha sido el mensaje que Rajoy ha lanzado en vísperas de una Junta Nacional que no se reunía desde hace dos años.

Toda la falta de claridad con la que suele expresarse Rajoy (“Tendremos que corregir lo que hay que corregir”, decía hace unos días) es la que ha pedido a los suyos para vender recuperación económica, creación de Empleo, salvación de España del rescate soberano y levantamiento de la quiebra en la que dejaron los socialistas al país. ¿Es éste el mensaje que quiere oír la ciudadanía? ¿Es lo que espera el votante del PP? ¿No se está escondiendo una realidad que no tiene nada que ver con esa verdad revelada en la que insiste Rajoy? ¿Alguien puede creerse que si Rajoy resiste a duras penas llegar a las generales de Noviembre, puede permitirse el lujo, como ha insinuado en la entrevista de Radio Nacional, que pueda aspirar a un tercer mandato, porque lo la limitación de dos mandatos sólo es propio de determinados países? ¿Que papeles lee Rajoy? ¿A qué informes tiene acceso? ¿Qué tipo de análisis hace su asesor de cabecera Pedro Arriola, para ese optimismo presidencial sobre un futuro que sus compañeros de partido ven “oscuro e incierto” como el reinado de Sitica, como recogían las antiguas enciclopedias escolares cuando se refería Witiza, uno de los más complicados reyes visigodos que tuvo que hacer frente a la situación política cuando la invasión musulmana estaba prácticamente consolidada?