Debate: recuperación frente a pobreza y exclusión

La recuperación económica, la corrupción, el terrorismo yihadista, el desafío catalán, el aumento de la pobreza y la desnutrición infantil, la austeridad que tiene que finalizar para dar paso al crecimiento, el balance de cuatro años de “Marianismo” serán los principales temas que ocuparán el interés del debate del estado de la nación que tendrá lugar en el Congreso de los diputados  en las próximas cuarenta y ocho horas, y que darán el pulso de situación tanto del Gobierno como de la Oposición. En cierto modo, serán los primeros mítines electorales de una larga campaña que ya ha empezado.

Este es el último debate del estado de la nación de la legislatura, y el primero en el que interviene el nuevo líder de la oposición Pedro Sánchez que, sin duda, se juega más que el Presidente del Gobierno que intentará presentar un panorama triunfalista de la recuperación económica que pretende que le sirva de plataforma electoral para los comicios que se inician dentro de un mes en Andalucía y sigue en Comunidades y Ayuntamientos dentro de tres meses, Autonómicas catalanas en septiembre y generales a finales de año.

Para eso, el Presidente del Gobierno va a presentar una cara esencialmente social con un Plan de Apoyo a la Familia (5.500 millones hasta 2017), con el aumento de la prestación por hijo de 24,25 euros para familias con ingresos de 11.519 euros, hasta 100 euros al mes, con la conservación del título de familia numerosa hasta que el menor de los hijos haya cumplido 21 años ó 26 si sigue estudiando, condición que ahora se pierde cuando se va el hijo mayor. Otra de las medidas del Plan Familia afecta al alquiler. Desde el pasado diciembre, el Gobierno da una ayuda de hasta el 40% de la renta anual con un máximo de 2.400 euros mensuales por alquiler de vivienda para ciudadanos con pocos recursos. Estas cuantías aumentarán.

En lo que respecta al empleo, el Gobierno subrayará que ultima la reforma de la formación, por la que la patronal y los sindicatos perderán su gestión para evitar el fraude. A estas medidas se suman iniciativas de Sanidad en favor de la conciliación, para lo que se dará a los padres bolsas de conciliación. El Presidente del Gobierno insistirá en poner en valor la reforma fiscal y abundará en la rebaja de retenciones que ya han percibido los españoles en la nómina de enero y en los nuevos incentivos a familia, que ya han reclamado cerca de 200.000 familias.

Para Pedro Sánchez ésta es su primera gran prueba parlamentaria desde que se convirtió en líder de la oposición, y la primera también que afronta, desde la crisis interna que ha vivido con la destitución del secretario general del PSM Tomás Gómez, y el nombramiento de una gestora que ha tenido que imponer la disciplina en una Federación históricamente conflictiva. Este debate puede ser también el inicio de su recuperación dentro del partido, afectado por unas encuestas que empeoran los resultados de Pérez Rubalcaba. También es el primer debate para el nuevo líder de Izquierda Unida Alberto Garzón, candidato de la formación a la Presidencia del Gobierno. Otro candidato, Pablo Iglesias, de Podemos, al no ser diputado hará su intervención en el Circulo de Bellas Artes cuando el miércoles se cierre el debate oficial.

Al discurso de la recuperación, la oposición va a responder con el de la desigualdad, la exclusión social, la pobreza y el deterioro en que han caído porcentajes importantes de población infantil. Y saldrá a relucir el último informe de Cáritas Europa, que ha pasado desapercibido estos últimos días, pero que aporta datos realmente escalofriantes. El informe de Cáritas Europa insiste en que la política de austeridad no está funcionando y que, después de 6 años de crisis económica, “los pobres siguen pagando por una crisis que no causaron”. Además, revela “preocupantes” niveles de pobreza y privaciones en los siete países de la UE más duramente golpeados por la crisis económica: Chipre, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal, Rumanía y España.

En España uno de cada cinco ciudadanos vive en el umbral de la pobreza, aunque el informe reconoce que en cuento a pobreza infantil el documento recoge que se ha reducido del 33,8% en 2012 a un 27,5% registrado en 2013, bajando del segundo al cuarto puesto entre los países de la Unión Europea con más pobreza infantil, sólo por detrás de países como Rumanía (32,1%) Grecia (28,8%) y Bulgaria (28.4).