Podemos toma la calle y la Puerta del Sol

Pretenden hacer ostentación de su poderío, de su conexión con amplias capas de la población que están hartas de los recortes y de la austeridad, que han perdido la fe en los partidos políticos, en la clase dirigente e, incluso, en las Instituciones, y han convocado para este sábado 31 de enero una gran manifestación, una gran marcha por el cambio, que pretenden que sea histórica. Tan histórica, dicen, como si fuese este sábado la manifestación que celebrase la proclamación de la III República española.

Ese es el objetivo de Podemos, el partido heredero del 15M que comienza a preocupar en Europa después del triunfo en Grecia de su partido hermano Syriza, y que en las encuestas aparece como un verdadero peligro electoral para el PP, el PSOE e Izquierda Unida, hasta el punto que, en algunos sondeos, aparece como la primera fuerza política del país. Como será la cosa que, hasta la Agencia de calificación Fich, ha emitido el pronóstico de que no cree que pueda obtener en las elecciones generales de finales de este año, mayoría absoluta.

Animados por el triunfo de Syriza (Tic Tac, Tic-Tac le dicen a Rajoy, “ha comenzado la cuenta atrás”), entusiasmados con los sondeos que le anuncian que tienen el cielo en la punta de los dedos, han decidido conquistarlos ya. “El cielo no se toma por consenso, sino por asalto”, repite el líder indiscutible de Podemos, Pablo Iglesias, recordando ese asalto a los cielos del que hablaba Karl Marx, cuando se refería a las aspiraciones de la Comuna, la fugaz insurrección que tomó el poder en París entre marzo y mayo de 1871.

Como un paso más hacia asalto celestial, este sábado, decenas de miles de ciudadanos de toda España, que se han trasladado a Madrid en centenares de autobuses, trenes y, especialmente, en coches y vehículos particulares compartidos, y que descansarán en domicilios privados que se han ofrecido voluntariamente a alojarlos, se concentrarán a partir del mediodía, entre Cibeles y la Puerta del Sol, para “echar a la pequeña casta que gobierna para sí misma”, en una Marcha del Cambio 2015, el año decisivo, un año histórico que inaugurará un nuevo ciclo político.

“Lo que antes parecía imposible está ahora cada vez más cerca: el cambio es posible. Es posible recuperar los derechos que nos han arrebatado en los últimos tiempos, es posible recuperar la ilusión, es posible que las instituciones gobiernen para la gente y no para la elite”, insisten los convocante, en un lenguaje sencillo, pero eficaz, sobre todo, para los que más han sufrido con los recortes sociales y menos creen en la política y los políticos de ahora. En este sentido, las consignas que manejan y distribuyen son claras: ‘El cambio ha empezado. Juntos podemos’, ‘Únete al cambio’, ‘El futuro depende de ti’, ‘Es la hora de la gente: 2015 comienza el cambio’, ‘Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semilla’. A los que añadirán críticas a la prensa por lo que viene publicando sobre algún que otro chanchullo de dirigentes de la formación.

Lo han insinuado los propios organizadores La manifestación servirá como cierre de la campaña #Suodionuestrasonrisa, puesta en marcha tras lo que consideran un aumento de los ataques de otros partidos y medios de comunicación, que comenzaron tras el cierre de la Asamblea Ciudadana, y que se centraron especialmente en el secretario de Política de la formación, Íñigo Errejón, del número tres Juan Carlos Monedero e incluso, del secretario general Pablo Iglesias, convencidos todos y así lo dicen, de que hay una auténtica campaña contra ellos sin tener en cuenta que Podemos argumentan “tiene algo que no tiene ningún otro partido político: miles de ciudadanos de a pie ilusionados, dispuestos a salir a la calle a pedir el cambio político en España”.

El PP ante el decisivo año electoral que se inaugura con los comicios andaluces en marzo tuvo su Convención la semana pasada, el PSOE la tiene este fin de semana en Valencia, Podemos prefiere la calle, la gente en la calle. Es lo que hubiera soñado Chaves.

2 comentarios
  1. viajeroA3 says:

    Esta tarde podremos comprobar si el Gobierno en general y el ministro del Interior en particular, son listos o tontos.
    Indpendientemente de la cantidad de gente que consigan congregar, la respuesta de las fuerzas de orden público va a marcar un antes y un después y mucho me temo que con su habitual “inteligencia” y prepotencia, unido al miedo que les tienen, el señor Ministro del Interior va a meter otros miles de votos en las urnas a favor de Podemos.
    Sipo opinando que a Podemos nos lo han traido los dos grandes partidos de la Transición. Gracias a ambos.

  2. mazarino says:

    Gente NORMAL acude en apoyo de PODEMOS.
    Allí nadie tomó-termino de guerra- la calle.Le dije a una pareja de profesores”No veo a los radicales con escopetas ni cuchillos largos.Nadie llevaba rabo en la espalda,claro,ni cuernos…Gente normal que estamos hartos de LADRONES PREPOTENTES,eso es suficiente.Hasta aquí hemos llegado hartos de trincones profesionales.

Los comentarios están desactivados.