Podemos participará en las elecciones griegas

Podemos, el partido político que se ha convertido mediáticamente en la estrella ascendente en España en solo unos meses, va a servir de referencia a su homónimo griego, Syriza, en las elecciones del próximo 25 de enero que tienen que celebrarse en Grecia, ante el fracaso del presidente, Antonis Samarás, de poder formar un Gobierno que siga aplicando unos ajustes que ya no soporta el pueblo griego, que ha llegado a unos niveles de pobreza y de marginación, que no conocía desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Es más, Podemos se volcará en las elecciones griegas como si fuese un partido más a competir, en ayuda de Syriza.

Ante esas elecciones del 25 de enero, Pablo Iglesias, líder de Podemos, ha manifestado en su cuente de Twitter que “2015 será el año del cambio en España y en Europa. Empezaremos en Grecia. Vamos Alexis!! Vamos Syriza!! Esas elecciones se han precipitado ante la actitud de Samarás que no era partidario de más ajustes que le pide la Troika (el FMI, Fondo Monetario Internacional, solamente con la noticia de las elecciones, ha congelado toda ayuda al país), y de nuevas subidas del IVA y del precio de las medicinas (algo, esto último, que está originando una auténtica tragedia entre los jubilados y pensionistas), convencido además de que Grecia no puede seguir pagando ese 112% de Deuda sobre el PIB, que tiene al país arruinado y sumido en la pobreza.

Hasta ahora, los datos sobre las medidas económicas impuestas para el rescate griego, ha reducido una cuarta parte la riqueza nacional, la Deuda Pública se ha disparado, hasta unos extremos desconocidos, se ha destruido más de un millón de puestos de trabajo, decenas y decenas de miles de empresas han quebrado, el paro ha alcanzado porcentualmente la misma situación que en España, especialmente el paro juvenil, y la miseria y la pobreza infantil han adquirido características de verdadera alarma. Una situación parecida en España, aunque en España los recortes han dado resultados y se está produciendo una recuperación, y en Grecia, el drama es que no pueden pagar esa inmensa Deuda que se eleva a cerca de 315.000 millones de euros .

Es lo que propone el partido de extrema izquierda Syriza: no pagar la Deuda, como proclama su partido hermano Podemos, con el que vienen manteniendo constantes reuniones y cambios de opiniones. Hay una Deuda ilegítima que no hay que pagar, dicen en Madrid y en Atenas. Igual que Podemos Syriza, que tiene posibilidades de convertirse en la primera fuerza política, después de romper el bipartidismo entre conservadores y socialistas, ha ido moderando su discurso.

Actualmente su principal reclamación consiste en una auditoría de la Deuda Pública del país, renegociando su devolución y suspender los pagos hasta que se haya recuperado la economía. Ha abandonado su primitiva idea de salir del euro cuando. Algunos analistas planteaban una Europa de dos velocidades y con dos monedas, la Europa del ‘euro del sur o euro latino’ compuesta por España, Portugal, Italia y Grecia y la del ‘euro del norte’, compuesta por el resto de países nórdicos, con economías más potentes. Obviamente ambas monedas contarían con una valoración distinta, el ‘euro latino’ sufriría una depreciación de entorno al 20% respecto al ‘euro del norte’.

Todo el temor y hasta el miedo que han provocado las elecciones del 25 de enero en Grecia y el posible triunfo de la extrema izquierda de Syriza y, meses más tarde, el éxito de Podemos en España, parece carecer de importancia para algunos politólogos que creen como Luciano Gallino que “En su conjunto, los dos programas de Syriza y de Podemos parecen ser más sólidamente social-democráticos, concretos y adecuados a la situación actual de la UE y a sus causas, de lo que cualquier otro país europeo ha conseguido expresar hasta hoy. Por algo los dos partidos son ya objeto de un furibundo ataque denigratorio por parte de los medios de comunicación, de la Troika, de los think tank subvencionados por el mundo financiero y de los políticos incapaces de pensar que más allá de la Europa de la finanza se podría construir una Europa de los ciudadanos”.

Es la misma tesis que maneja Matteo Pucciarelli: “Podemos. La izquierda española más allá de la izquierda. Un programa que, si la izquierda llamada reformista no se hubiese extraviado hace tiempo transformándose en una especie de “otra derecha”, recuerda los principios fundamentales de la tradición del socialismo europeo”.