Pujol y la historia del contrabandista de divisas…

Entró en el Parlamento catalán con un “relato de familia” cuidadosamente escrito y revisado, una y mil veces, por sus abogados, y salió del Parlamento catalán, dos horas y media más tarde, entre gritos de “mafioso” y “a la cárcel” por numerosos ciudadanos que ya no le creen nada. Tan cuidadosamente escrita que ha convertido a un contrabandista de divisas en casi un héroe económico, y su fortuna en el origen de todo.

Sin carraspear una sola vez, algo insólito en un personaje que siempre ha acudido a ese extraño tic para ganar tiempo, el ex Presidente de la Generalitat Jordi Pujol i Solei, protagonista del mayor escándalo político que se ha producido en España desde la llegada de la democracia, ha comparecido en el Parlamento catalán, para intentar explicar el origen de una fortuna millonaria que nunca declaró, que tuvo escondida durante 34 años en un paraíso fiscal, y que, presionado por las investigaciones judiciales y policiales, no tuvo más remedio que revelar el pasado 25 de Julio en una confesión pública, que ha desencadenado el mayor escándalo que haya vivido la Autonomía catalana, en vísperas de la convocatoria del Referéndum de independencia que será convocado este Sábado por el Presidente de la Generalitat Artur Mas.

En un tono monótono, Jordi Pujol ha leído un texto de una docena de folios, que ha venido a ser un “relato de familia”, en el fondo conmovedor. Conmovedor, a pesar de que hablaba de su padre, Florenci Pujol y Brugat, un conocido contrabandista de divisas de la posguerra, presentado por su hijo como un emprendedor que desde la nada, y jugando con que en aquellos años de penuria y bloqueo, hacía falta divisas, comenzó a amasar una notable fortuna, a base de esfuerzos, golpes de buena suerte, buena vista financiera y comercial, parte de la cual hereda él y su esposa Marta Ferrusola. Lo sorprendente es que el contrabandista de divisas era presentado por su hijo como el hombre decisivo (aportó incluso bibliografía) que conseguía las divisas, sin las cuales la industria del algodón en Cataluña no hubiera funcionado y hubiera quebrado. Todo un patriota, vía económica.

A partir de ese inicio de relato enternecedor de quien era conocido como el “Pujolcito de la Bolsa”, por su escasa estatura y su habilidad para desarrollarse en ese mundo, todo fue una construcción idílica del retrato de una familia ejemplar, cuyo patriarca, preocupado por la actividad política de su hijo, dedicado a construir la Patria catalana a “fer país”, corrió todo tipo de riesgo durante el franquismo al enfrentarse con el Régimen. Y tan preocupado estaba el emprendedor Florenci Pujol, que para ilustrar la preocupación por el futuro de su hijo, el ex Presidente parafraseaba una frase de su padre que éste le solía repetir a su esposa, Marta Ferrusola. “Este dinero es para el día que Jordi, tú y vuestros hijos os tengáis que ir”.

Sobre esto ha girado la intervención de Pujol en la que no ha aclarado nada, y cuyo único dato que ha aportado ha sido que la fortuna que heredó ascendía a 140 millones de pesetas de 1980. En contra de todos los informes policiales, ha repetido una y otra vez, que no era un político corrupto , que nunca había recibido dinero por ninguna gestión o mediación, que ya era rico cuando llegó a la Presidencia de la Generalitat, y que su única meta en la vida era Cataluña. Probablemente, sin saber todavía que era la UDEF, Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, (¿qué coño es eso de la UDEF?), no quiso hacer la mínima referencia a que parte de esa fortuna que ya tenía, cuando llega a la Presidencia de la Generalitat, venía del saqueo de Banca Catalana, que tuvo que ser salvada con dinero público, y que la otra parte, la de la fortuna de ahora, es producto de las comisiones que recibió durante su etapa de Presidente de la Generalitat.

En fin, una comparecencia que no ha servido de nada. Sólo para evitar que se lleve a cabo esa Comisión de Investigación que fue votada por todos los partidos políticos, excepto por Convergencia, y que, con toda seguridad, a partir de los acontecimientos que se desarrollarán a partir del Sábado con la convocatoria del Referéndum del 9 de Noviembre, caerá en el olvido…