Peligro de que Gowex obstaculice la recuperación económica

Una cosa es dentro y otra fuera. Una cosa es quitar importancia a la quiebra de la empresa de wifi, Gowex, después de una denuncia de la empresa norteamericana de inversión Gotham City Research, presentándola como un caso aislado que no tiene nada que ver con la empresa congeladora de pescado Pescanova, que quebró recientemente, y puso en duda los controles del mercado de valores, y otra, ponerla de ejemplo de un gran escándalo que dicen que nada más y nada menos “obstaculiza la recuperación económica de España”.

Una manifestación de la primera tesis es la actitud tomada por el ministro de Economía y Competencia Luis de Guindos, que apenas le ha dado importancia al escándalo internacional que se ha formado en torno a una empresa que había sido puesta por el propio Gobierno como modelo de empresa emprendedora para impulsar la recuperación económica del país, del propio gobernador del Banco de España, Luis Linde, que sólo piensa que “es un tema menor que perjudica a la Marca España” o de la Presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la única decisión que tomaba cuando aparecieron los primeros datos de Gotham fue abrir una investigación sobre la empresa norteamericana que, supuestamente, está ejerciendo de gran “justiciera” de quienes engañan a los inversores.

Un ejemplo de la segunda actitud tan exagerada, es el comentario que hace el periódico norteamericano The New York Times cuando asegura que el escándalo de la empresa española de Internet puede complicar la recuperación económica, en tanto supone un golpe para el incipiente mercado alternativo español, el MAB, donde cotizan 23 empresas a la búsqueda de financiación

“Hasta ahora – dice el periódico norteamericano- los activos españoles están en general de moda, en concreto la deuda soberana. Pescanova, una historia de fraude en el mercado bursátil español, que se conoció el pasado año, no provocó una aversión a un mayor riesgo. Pero a las empresas pequeñas -la clave para la verdadera recuperación económica- les está costando garantizar su acceso a los bancos y a la financiación de capitales”.

Por su parte el influyente The Wall Street Journal ironiza sobre los premios que el Gobierno español y otras asociaciones de bolsa y de marketing le dieron hasta no hace mucho, al presidente de Gowex, Jenaro García, que ha llevado a la empresa a la suspensión de pagos, y recuerda como Jenaro García, el empresario de 46 años, que había sido elegido “como el arquetipo de una nueva raza de emprendedores españoles, ahora se ha convertido en un motivo para dudar de la solidez de una clase empresarial con la que el Gobierno cuenta para liderar la recuperación tras la peor recesión de España en décadas”.

Luego de que se derrumbaron otras acciones en el Mercado Alternativo Bursátil, donde operaba Gowex, algunas empresas intentaron cotizar en otras bolsas. En estos momentos  miembros del Gobierno y grupos que habían llenado de premios a Gowex, intentan ahora poner distancia entre el tal García, el hombre que al despedirse de sus empleados ha querido utilizar los versos de Kipling, no se sabe si como consuelo espiritual, o como una nueva ironía de ese engaño en el que ha estado instalado durante años, según ha tenido por lo menos el valor de reconocer él mismo ante la Audiencia Nacional.

“Si puedes hacer un hato con todos tus triunfos y arriesgarlo todo de una vez a una sola carta, y perder, y comenzar de nuevo por el principio y no dejar de escapar nunca una palabra sobre tu pérdida”.

“Si puedes emplear el inexorable minuto recorriendo una distancia que valga los sesenta segundos, tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más, serás un hombre, hijo mío”.