En la muerte de Faustino Álvarez

“La muerte hay que prepararla, disponerla, fabricarla pieza a pieza, calcularla, en el mejor de los casos encontrar sus ingredientes, imaginarla, elegirla, asesorarse, trabajarla para convertirla en una obra sin espectador, que existe solamente para uno mismo durante el segundo que dura apenas el momento más breve de nuestra vida”. Me había quedado impactado  reflexionado […]