Informe “TI”: El Gobierno no se toma en serio la corrupción

“Cada vez salen más escándalos a la luz y el Gobierno no parece tomárselos en serio. Y son escándalos que implican a altos responsables del Gobierno”, comenta, Finn Heinrich, el investigador principal del Instituto “Transparencia Internacional” (TI), que acaba de situar a España como el país, después de Siria, en plena guerra civil, donde más ha aumentado la percepción de corrupción oficial.

En agosto, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tuvo que comparecer ante el parlamento para dar explicaciones sobre la presunta contabilidad oculta y los sobresueldos que su partido, el conservador Partido Popular, habría pagado durante años.”Ahora – subraya quien es el experto de referencia del estudio que acaba de hacerse público- el mayor escándalo en España es la financiación del Gobierno en el poder por parte de intereses financieros, en particular relacionados con el sector de la construcción”.

“Hay una relación clara entre la corrupción y la crisis, porque la construcción fue uno de los sectores de la burbuja en España, del que luego se vio que no era sostenible”, afirma Heinrich, y recuerda el caso de corrupción en la ciudad costera de Marbella, en el sur del país, que ha terminado en numerosos juicios y varias condenas.

“Transparencia Internacional “-que acaba de situar a España en el puesto número cuarenta, por detrás de Brunei y de Polonia, y como el país que pierde más puntos, junto con Libia , Mali, Gambia y Guinea en lo que es la percepción de la corrupción, – es una organización de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción. Se une a las personas en una poderosa ONG, para poner fin a los efectos devastadores de la corrupción en los hombres, mujeres y niños de todo el mundo. La misión de Transparencia Internacional, es, según su constitución, provocar un cambio en todo mundo, para convertirlo en zona libre de corrupción.”

En su ranking de 2013, TI analiza un total de 177 países, encabezado por Dinamarca (primer puesto), el país donde menos se percibe la corrupción. España está en el puesto 30 y Grecia en el puesto 80. Sin embargo, España perdió 10 puestos con respecto al año pasado mientras que Grecia ganó 14 lugares. Grecia, según la ONG que tiene su sede en Berlín, es uno de los países europeos más castigados por la crisis económica, y lucha con mucha más eficacia que España contra la corrupción. “Los dos países aplican dos respuestas muy distintas a la corrupción, ambos en un contexto de crisis, y creo que la perspectiva es mucho mejor en Grecia que en España”, explica Finn Heinrich el investigador principal del Índice de Percepción de la Corrupción, (IPC) índice integrado por una combinación de encuestas y evaluaciones sobre corrupción efectuadas por diversas instituciones de prestigio. El IPC es el indicador de corrupción más usado en todo el mundo.

En los dos últimos años Grecia y España se han visto muy afectados por la crisis del euro, que puso de manifiesto que la corrupción no sólo es una de las causas de la crisis sino que además la empeora”, explica Heinrich.”Pero este año, por primera vez, Grecia está mejorando, lo que demuestra que el gobierno se está enfrentando directamente a la corrupción. Hubo juicios importantes y se nombró a alguien que coordina las políticas anticorrupción junto al primer ministro”.

A nivel internacional, Somalia, Corea del Norte y Afganistán, con tan sólo ocho puntos, son los países percibidos como más corruptos del mundo según TI, y Dinamarca y Nueva Zelanda, son los más transparentes al sumar 91 puntos.

El informe es un duro golpe a la “Marca España”, golpe que se ha visto acentuado con otro informe más técnico, el que realiza Brand Finance, líder mundial en evolución de marca que acaba de hacer público que “Marca España” pierde un veinte por ciento de su valor respecto a 2012 y cinco puestos en el índice “Brand Finance”, figurando, además, entre las diez marcas que más pierden.