Manifestación de víctimas del terrorismo:¿Donde está Rajoy?

Miles de indignados ciudadanos se han concentrado en la plaza Colón de Madrid, muy cerca de los Juzgados, de la Audiencia Nacional y del Ministerio del Interior, para protestar por la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, por la que se invalida la llamada Doctrina Parot, por sus efectos retroactivos, doctrina que se ha venido aplicando a los presos más sanguinarios de ETA, acusados de asesinatos múltiples y a presos comunes multireincidentes y violadores en serie.

Frente a otras manifestaciones convocadas por las víctimas del terrorismo, y por el propio Partido Popular, en las que los gritos y protestas se habían dirigido, exclusivamente, contra el Gobierno de Zapatero por el inicio de negociaciones con la banda terrorista, en esta ocasión, las protestas, y gritos, también se han dirigido contra el partido en el poder por no haber sabido impedir una sentencia claramente discriminatoria en comparación con otras, muy parecidas, que el mismo Tribunal ha emitido contra Gran Bretaña o, Chipre.

Son muchos los manifestantes, víctimas y asociaciones, los que han señalado con su dedo al Gobierno de Zapatero como el que dió el paso para que Estrasburgo tumbara la Doctrina Parot como una consecuencia de la negociación y los acuerdos con ETA. Pero también, han sido muchos los que han denunciado al Gobierno de Rajoy de haber dado continuidad a esos acuerdos y de no haber trabajado lo suficiente como para haber intentado parar una sentencia, que las Asociaciones creen que es una burla a las víctimas y que se podría haber evitado. La AVT pretendió cerrar el posible debate contra el PP, con una crítica al Estado de Derecho en general y a la Justicia en particular, si bien durante el acto de este domingo, los gritos contra los representantes populares, se han multiplicado y, en algún caso, han adquirido una especial virulencia, cosa a la que tenía verdadero terror la dirección de Génova y la propia Moncloa, que han sido asediadas, durante los últimos días, por la pregunta de por qué no hicieron más de lo que realmente han hecho.

Es lo que se ha venido preguntando a lo largo de toda a semana, la Presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y es, también, lo que se pregunta el director del diario El Mundo Pedro J. Ramírez, en su carta dominical de esta semana, una de las más duras contra el Presidente del Gobierno, en la que le pide que se vaya ya y que convoque elecciones anticipadas.

¿Se ha hecho lo suficiente para prevenir lo que inevitablemente iba a venir procedente del Tribunal de Estrasburgo? ¿A qué bufetes especializados o equipos de lobistas se ha contratado ? ¿Cuántas delegaciones judiciales españolas han visitado Estrasburgo en estos meses críticos en los que se estaba cocinando la sentencia de la Gran Sala ?¿Cuántas giras ha realizado el Presidente del Gobierno por los países con representantes en ese Tribunal? ¿Cuántas reuniones han celebrado los titulares de Asuntos Exteriores y Justicia con sus homólogos para hablar en concreto de este asunto?

Preguntas de sencillas respuestas, conociendo como trabaja el Presidente del Gobierno y como ha reaccionado, desde que se hizo publico el fallo de Estrasburgo. Primero el señor Rajoy, como es su costumbre, se quitó de en medio, y mandó dar la cara a los ministros de Interior y de Justicia, los señores Fernández Díaz y Gallardón, respectivamente. Después, siguió escondido y cuando le preguntaron en los pasillos del Parlamento, su opinión sobre la sentencia, lo único que se le ocurrió decir es que estaba lloviendo mucho. Por último, desbordado, no tuvo más remedio que recibir, eso sí por separado y de forma discriminatoria, solo a la AVT y a la Fundación de María del Mar Blanco. Con eso, y con el envío a la manifestación de los tres vicesecretarios ( González Pons, Arenas… y Floriano), el señor Rajoy creía que había resuelto el problema. Gran error los tres visecretarios eran acusados de traidores, de no cumplir el programa electoral y de esconder al Presidente del Gobierno. ¿Dónde está Rajoy?, preguntaban en voz alta muchos manifestantes, que se acordaban de la docena de manifestaciones, convocadas por el líder máximo de los populares… en tiempos de Rodríguez Zapatero.