El Mensaje Real ante la mayor crisis de la reciente historia española

Este lunes de Nochebuena toda la atención política está centrada en el Mensaje que como todos años, por estas fechas, el Jefe del Estado dirige a los españoles, y que normalmente, viene marcado por los acontecimientos que han sido noticia durante los últimos doce meses, o por lo que más han preocupado a los españoles.

Este año, aparte de la novedad de que el discurso real pueda seguirse en los idiomas cooficiales del Estado (gallego, vasco, catalán y valenciano), además del inglés, y que sea transmitido, también por Internet, en ese intento de la Casa Real de incorporarse a las nuevas tecnologías, las palabras del Rey tendrán un especial significado por el grave desafío independentista que acaba de plantear el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, anunciando un Referéndum de escisión de España y de una ilusoria incorporación a Europa como un nuevo Estado, por la mayor crisis que vive el país desde que entró en vigor la Constitución y, por la situación judicial de Iñaki Urdangarin, el esposo de la Infanta Cristina, la hija menor del Rey, que según algunas fuentes celebrará, junto con la Infanta Cristina y sus hijos, la cena de Nochebuena en el Palacio de la Zarzuela

Si el desafío Catalan es uno de los problemas políticos más graves que tiene planteado el Estado español en estos momentos de crisis nacional (nada que ver con el Plan Ibarretxe rechazado por las Cortes, en su momento), el tema judicial de Iñaki Urdangarin, que ha ocupado casi a diario, el interés informativo nacional e internacional, es la amenaza más grave que se cierne sobre la Corona a la espera de lavresolucion definitiva del caso en los Tribunales de Justicia

Si el año pasado, el Rey se pronunció claramente contra la conducta y la actuación delictiva de su yerno, insistiendo en la igualdad de los españoles ante la Ley, este año no tendrá más remedio, por muchos problemas familiares que le ocasione, que disipar cualquier duda de la ciudadanía sobre esa efectiva igualdad de todos ante la Ley, en unos momentos en que la corrupción ha alcanzado unos niveles insoportables y que amenaza con llevarse por delante todo el sistema. Que el que fue el representante de la patronal empresarial, la CEOE, Gerardo Diaz Ferran, esté en prisión por graves delitos de estafa y de engaño a sus acreedores; que el ex vicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar y ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI ) esté imputado por la quiebra de Bankia, que ha tenido que ser nacionalizada con el dinero del contribuyente; que las máximas autoridades catalanas (la familia del ex presidente Jordi Pujol, y el propio presidente de la Generalitat Artur Mas) sean sospechosos de tener dinero en paraísos fiscales y cuentas numeradas en Suiza, y, estén siendo investigados por la UDEF ( Unidad de Delincuencia Económica y Fraude Fiscal ) de la Policía; que el segundo grupo político del Parlamento Valenciano sea, precisamente, el grupo de los doce imputados del PP por diversos casos de corrupción, y que para colmo  el yerno del Rey esté esperando juicio por una serie de graves delitos, es algo que tiene al ciudadano indignado, hasta unos extremos, que la clase dirigente es incapaz de valorar y que es lo que esté provocando el que los políticos, y la clase política, constituyan el tercer problema que más preocupa al ciudadano.

Si el Rey no puede permanecer ajeno a esta grave situación, en unos momentos de crisis económica, política, institucional, constitucional y de valores democráticos, tampoco puede ignorar, como Jefe del Estado, la preocupante deriva que ha iniciado el nuevo gobierno de la Generalitat al anunciar la creación de una estructura de Estado propia, para independizarse de España, e intentar esa aventura de incorporación a Europa como un nuevo Estado, algo que las reglas de la Europa de los 27, impide con toda claridad, según se han encargado de aclarar los máximos responsables de la UE.

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha propuesto la redacción de un documento firmado por el Partido Popular, el partido socialista y UPyD ( Unión Progreso y Democracia), al que se sumaría la Jefatura del Estado, cuando la realidad es tan clara que no necesita de ningún tipo de documento, del que además, no se puede excluir a ninguna fuerza política, sino una defensa de la legalidad vigente y de la Constitución, mientras esté vigente .

En resumen: un Mensaje que se haga eco de las angustias, los miedos, las preocupaciones y, cómo no, de las frustraciones de millones de españoles que empiezan a no verle salidas a sus vidas, cada día más castigadas por la injusticia de la crisis económica que se sigue cebando en nuestro país y, sobre todo, en los mas desfavorecidos.

4 comentarios
  1. Hermman says:

    Tácticamente los del PP están dando vueltas a los nombres… Este Casado es verdad que tiene un gran parecido a Albert Rivera de Ciudadanos…. El problema de Casado es que su discurso triunfalista es imposible que conecte con la situación trágica que están padeciendo durante todos estos años los ciudadanos de Madrid y lo peor de todo, por el trabajo llevado a cabo en el Ayuntamiento y Comunidad, por sus Jefes: Botella, González o Aguirre…

  2. mazarino says:

    Casado es un niñato PPero que no tiene quid divinis.
    Palmará seguro.

  3. balasz says:

    Me apuesto pincho y caña, como decía uno, a que el que ha propagado el rumor de su candidatura es el mismo pequeño pablito este, un ambiciosillo que ya hace tiempo iba diciendo por ahí que le harían ministro o secretario de estado.
    Porque si el PP optara de verdad por este caballerete petímetre significaría que están peor de lo que nos imaginamos.
    Ha de haber renovación, por supuesto (así que nada de espes y pelotillas adjuntos) pero ha de ser una renovación con cara y ojos y con sustancia.

    • José Ruiz says:

      Acepto su apuesta. Tomaríamos ese pincho y le invitaría a otro.
      La promoción que le está haciendo el partido, es con toda probabilidad, por esa causa. Mi duda, como la de autor supongo, radica para cual de ambos puestos, aunque apostaría un otro pincho y caña, a que es para la Comunidad, puesto que no creo que el odio que siente El Cagancho,hacia Esperanza, se la cargue, a no ser, que ponga a su vicetodo como candidata, con lo que evitaría el riesgo de que Esperanza sacase más votos en Madrid, que este guaperas en la Comunidad, como ha sucedido con Cagancho, mismo.

Los comentarios están desactivados.