La reaparición de Carme Chacon

Después de ocho meses de silencio, tras perder por veintidós votos de diferencia, las primarias socialistas contra el actual secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reaparecido mediáticamente, Carme Chacón. Y hay que reconocer que lo ha hecho con fuerza, con un lenguaje claro, directo, y diciendo cosas que no se han atrevido a decir otros políticos, ni de la izquierda ni de la derecha porque son temas intocables en el “oasis catalán”.

El lunes habló para “El País” y, este martes, lo ha hecho extensamente, para el periódico “El Mundo”, al tiempo que a la misma hora de la mañana, y haciendo contraprogramación, coincidía en Antena 3 Televisión y Tele 5, en los dos programas de referencia de Susana Griso y Ana Rosa Quintana.

Este cronista, que ha sido en ocasiones, crítico con Chacón, no tiene más remedio que admitir que todas las entrevistas que ha concedido la ex ministra de Defensa, han sido clarificadoras y que han entrado en un terreno en el que la mayoría de los catalanes, incluso los del Partido Popular, no han querido entrar probablemente por ese “espeso silencio” que según ella hay que romper. Ha retratado al presidente de la Generalitat Artur Mas como un político “aventurero” y “fracasado”, causante de romper la convivencia y crear una fractura social para esconder, bajo la petición de independencia, su fracaso al frente del gobierno autonómico.

Y, se ha atrevido a hablar del tema tabú en Cataluña de la “corrupción”, recordando que la sede de Convergencia i Unió está embargada, por indicios de financiación ilegal con dinero procedente del expolio del Palau de la Música y que sobre el secretario general de Convergencia, Oriol Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, pesa la acusación de enriquecimiento amañando concreciones de ITV (inspección Técnica de Vehículos). Todo eso en una Cataluña donde los niños pagan más por llevar un tupper que un millonario por heredar un yate y mientras las listas de espera se multiplican y los profesores se dividen. “Esta -ha dicho- es la estafa que hay que desenmascarar”.

“Radicalmente en contra de la independencia”, porque además, la mayoría amplia se sienten catalanes y españoles, Carme Chacón ha desmontado pieza a pieza, ese país de fábula que ha dibujado Artur Mas ante los catalanes, esa tierra prometida, donde las pensiones suben, los impuestos bajan, el Barça sigue jugando en La Liga Española, como si no hubiese pasado nada, estará dentro de la OTAN, sin Ejército propio, cuando la OTAN es, sobre todo, una Alianza militar y está todavía sin decidir si el nuevo Régimen será una Monarquía, una República o un Principado como el de Mónaco. “Quieren construir un nuevo Muro de Berlín en medio de una globalización y no nos van a dar un pasaporte más, sino que nos van a quitar uno”

Por último, ha insinuado que se presentará de nuevo a unas primarias para la cabecera de cartel de las próxima generales, para las que la dirección del PSOE debe tener prevista la posibilidad de que se adelanten y evitar el tener que improvisar un candidato a última hora (como ha pasado en las pasadas autonómicas gallegas).

Con esta reaparición Chacón ha dado, de nuevo, un paso adelante. Lo que no se sabe es si, después de reunirse con Rubalcaba, y hablar con él “de frente y tal como él mismo pidió”, le ha hablado de sus planes sucesorios de los que si estaría al tanto el presidente del partido José Antonio Griñán , uno de sus principales apoyos en las primarias que ganó Rubalcaba. Probablemente, hasta después del 25 de Noviembre, fecha de las autonómicas catalanas, no se tengan todas las claves.