El problema no es Grecia, es España

La alegría del presidente del Gobierno español, por el triunfo de las fuerzas partidarias del euro en Grecia (ver “Por ahora Rajoy respira aliviado”), ha durado poco, muy poco, apenas unas horas, hasta que han abierto los mercados y la prima de riesgo española ha vuelto a alcanzar un nuevo récord, desde la implantación del euro, en 1999, y se ha situado por encima de los 590 puntos, al tiempo que el bono a diez años superaba también el récord peligroso del 7 por ciento para colocarse en el 7,28 por ciento, respecto al bono alemán y la Bolsa entraba, de nuevo en pérdidas con una bajada del 2,96 por ciento.

Toda la alegría mostrada anoche por el presidente del Gobierno español, desde los Cabos (México), donde se encuentra participando en las reuniones del G-20, ante la desaparición de un fundado temor de un contagio de una posible salida de Grecia de la moneda única, se ha desvanecido, al comprobar que en estos momentos, existe, más miedo a lo que pueda pasar en España, donde aumenta la desconfianza de que pueda salir del fondo del precipicio en donde se encuentra, y necesite de un rescate formal de su economía, en la que insiste toda la prensa anglosajona (“The Economist” “The Financial Times” “The New York Times” ), ya que el rescate bancario, solo habría servido para ganar tiempo, que a lo que pueda pasar en Grecia, donde ha comenzado a enderezarse la situación, tras la posible formación de un gobierno de “Nueva Democracia”, con el apoyo de los socialistas del Pasok.

Con el rescate del sector bancario, por un montante que puede llegar hasta los 100.000 millones de euros, aunque ya ha comenzado a circular la especie de que las auditoras a los que el Gobierno ha encargado un análisis del sector, las consultoras Oliver Wyman y Roland Berge, están manejando unas provisiones de casi 150.000 millones de euros (para Barclays el agujero real es de 210.000 millones, de los que 38.000 son de Santander y BBVA), el paquete de rescate, aumentaría el nivel de endeudamiento de España en aproximadamente un 10 por ciento, con lo que pasaríamos de un 80 por ciento del PIB de endeudamiento actual, al 90 por ciento a finales del 2012, el mismo nivel que, en estos momentos, tiene Francia. Algo que ha alarmado aún más a los mercados, convencidos de que el país no podrá hacer frente a sus compromisos.

“España necesitará probablemente un paquete de rescate completo de la UE y del FMI”, es decir un paquete de rescate según el modelo de Grecia o Portugal, vinculado a duras condiciones macroeconómicas, que garantice durante algún tiempo las necesidades financieras del Estado, sostienen los analistas de JP Morgan, que ven inevitable un rescate formal del país, ante la imposibilidad de hacer frente a sus deudas.

Sobre todo, si el Banco Central Europeo, a pesar de los desesperados llamamientos de Mariano Rajoy, a los que se ha unido este lunes el líder de la oposición Alfredo Pérez Rubalcaba, para que cambie de actitud y no siga en su política de no proporcionar liquidez al sistema, mientras se resiste a comprar deuda española en el mercado secundario, algo que dejó de hacer en el pasado mes de febrero.

El Gobierno, que ha venido manteniendo que el rescate del sistema financiero español es un simple crédito o una ayuda financiera, ha podido comprobar que esa promesas de rescate, por un total de 100.000 millones de euros, aumenta la deuda pública, complica aún más la situación financiera, hasta el punto que ya se habla en los mercados de la necesidad de una primera quita en un posible rescate, al tiempo que se endurecen las condiciones impuestas no solo por la Comisión Europea o el Banco Central Europeo sino por el propio Fondo Monetario Internacional (la tercera pata de la “troika” que ya le ha pedido a Rajoy la implantación inmediata del IVA, la reducción del salario de los funcionarios y la eliminación de la deducción por vivienda.

1 comentario
  1. mozote says:

    Inocencio Arias, el “diplomático” que hizo en la ONU el ridículo más espantoso que se puede hacer. Cuando en todo el mundo sabíamos que había sido Al Qaeda la causante de la matanza del 11M de 2004 en Madrid, Inocencio Arias siguiendo las órdenes de su amo Ansar el Héroe de la Guerra de Iraq, seguía manteniendo que había sido ETA.
    ¡Retírate ya, Inocencio. Tu opinón tiene el mismo valor que la que me da mi perro todos los días!.

Los comentarios están desactivados.