La Comunidad Valenciana será intervenida

La Comunidad Valenciana será la primera Autonomía intervenida por el Gobierno central ante la práctica quiebra en la que se encuentra, tras la aprobación este miércoles, en el Senado, de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que establece un déficit máximo de las Autonomías de un 0,4 por ciento en circunstancias excepcionales, algo que no podrá cumplir la Generalitat valenciana La ley de Estabilidad Presupuestaria autoriza al Estado a intervenir cualquier Comunidad en el caso de que no se cumplan esos objetivos de déficit.

En la votación del Senado, el Gobierno contó este miércoles con el apoyo de la Unión del Pueblo Navarro (UPN), del Foro asturiano y, también, de Convergencia i Unió, a pesar de que la coalición catalana había presentado una enmienda a la totalidad a la ley de Prepuestos y, a pesar también, de que el presidente de la Generalitat Artur Mas, había amenazado con disolver el Parlamento Catalán y convocar nuevas elecciones, en las que cree que podría barrer, si el Gobierno se atreviese a dar un paso que supondría, según los nacionalistas catalanes, un golpe definitivo a la Autonomía.

Aprobada la Ley, que no ha contado con el apoyo de los socialistas aunque fue promovida por el ex Presidente Rodríguez Zapatero, hasta el punto que hubo que reformar el pasado verano la Constitución para darle el máximo rango, el Gobierno quiere dar un ejemplo, con la intervención de la Autonomía valenciana, de cara al resto de las Comunidades, y, sobre todo, de cara a los mercados, que siguen dudando que las Autonomías cumplan los objetivos de déficit, ya que fueron las causantes de que el déficit total de 2011 se cerrase con un 8,5 por ciento, dos puntos y medio más que el pactado seis por ciento con Bruselas.

Según el ministro de Hacienda y Administraciones Publicas Cristóbal Montoro el Gobierno a partir del 1 de Mayo va a disponer de un instrumento fundamental sobre las Autonomías y sobre los Ayuntamientos, para intervenir sobre cualquier Administración que no cumpla los objetivos de déficit, y, el Gobierno, ha recordado Montoro, no dudara en aplicar la Ley “porque nos estamos jugando el país y el euro” e, igual que Europa interviene en cualquier país para que se cumplan las reglas y envía observadores e, inspectores para comprobar que se cumplen esas reglas, el gobierno central hará lo mismo respecto al resto de las Administraciones para ” supervisar, prevenir, sancionar e intervenir ” cuando sea necesario.

La Generalitat valenciana cerró el ejercicio 2011 con un déficit financiero de 1.543,2 millones de euros, frente a los 379,9 millones del año anterior, según la liquidación aprobada por el Ejecutivo que preside Alberto Fabra., En cuanto al déficit presupuestario, sin contar las operaciones de deuda, se situó en 3.642 millones lo que supone un 3,5 por ciento del PIB.

Por otro lado, el gobierno valenciano tuvo que hacer frente recientemente a un vencimiento de 500 millones de euros de un préstamo no renovado, de las entidades BNP Paribas, Deutsche Bank, HSBC, BIIS, gracias a un préstamo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y a la intervención del gobierno central .

De este modo, la Comunidad Valenciana se ha convertido, fuera de España, en ejemplo mas significativo de dispendio en el manejo del dinero público, hasta el punto que el semanario británico “The Economist”, la ha calificado, en uno de sus últimos informes de “región manirrota” que le ha costado mucho adaptarse a la nueva situación económica, recurre “la Ciudad de la Ciencia, la deslumbrante obra de Santiago Calatrava, para explicar el origen de la “tempestuosa” deuda regional y cita a los economistas de Fedea para asegurar que la Comunidad Valenciana “es una de las peores” en el incumplimiento del objetivo del déficit. Las regiones no podían sobrepasar el 1,3% del PIB en 2011 y Fedea estima que la comunidad levantina alcanzará el 4,2 por ciento

Por eso se va a producir el rescate y, probablemente en un corto espacio de tiempo.