Las consecuencias del corte de mangas de Rajoy

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dedicado toda la jornada de este lunes, a convencer a los miembros del Eurogrupo que el Gobierno de Mariano Rajoy está comprometido con el plan de estabilidad de la eurozona, a pesar de que, este año, se saltará el objetivo de déficit del 4,4 por ciento del PIB, para fijar un objetivo más razonable del 5,8 por ciento, dado que la economía española ha entrado en recesión, aunque mantiene el objetivo de cerrar 2013, con un tres por ciento de déficit.

Para evitar una sanción económica de dos mil millones de euros (0,2 por ciento del PIB) por saltarse el plan de estabilidad y el reciente pacto fiscal de los 26, y también, para disipar el malestar de la Comisión Europea por no ser informada, previamente, de esos cambios, anunciados unilateralmente, por el presidente del Gobierno español, la misma tarde en la que ponía la firma en el compromiso fiscal de veintiséis países de la Unión Europea, invocando, además, la soberanía de España para tomar esa decisión, el ministro de Guindos ha tenido que hacer esfuerzos para explicar la políticas de austeridad del nuevo Gobierno de cara a los Presupuestos Generales del Estado, y también, de cara a las exigencias a las Comunidades Autónomas causantes del desfase del pasado año del 6 por ciento al 8,5 adelantado por el Gobierno.

Bruselas que quiere una explicación más amplia de ese déficit del 8,51%, que algunos ponen en duda, ha venido presionando a Mariano Rajoy para que tuviese listo los Presupuestos Generales del Estado, cuanto antes, y sin esperar, como ha decidido el Gobierno, las elecciones autonómicas andaluzas, movido por el temor a que los ajustes que hay que anunciar a principios de abril, influyesen negativamente en el voto al Partido Popular.

De cualquier modo, el anuncio de Rajoy de fijar el déficit en el 5,8 y no en el 4,4% , fue acogido en su momento con simpatía por numerosos países, convencidos de que no solo con austeridad se sale de la crisis, sino también con medidas de estímulo.

Este es por lo menos el sentido que le da al anuncio del presidente del Gobierno español de superar las cifras de déficit, el semanario británico “The Economist” que califica el gesto de Rajoy como un auténtico “corte de mangas” a Bruselas.

Según “The Economist”, “Mariano Rajoy es un revolucionario inverosímil” “El nuevo presidente del Gobierno español de centro derecho -dice el semanario- siempre habló como el típico halcón europeo de la austeridad. El 2 de marzo, sin embargo, se rebeló. Hace unas pocas semanas, tal acto de desafío hubiese podido desatar un alboroto en los mercados y severas reprimendas de Bruselas. Aún puede hacer que la eurozona regrese al borde del precipicio y la Comisión Europea ha amenazado con represalias, pero, por el momento, Rajoy se ha salido con la suya”.

Aunque la Comisión Europea ha enviado a Madrid una comisión de expertos para supervisar las cifras de déficit y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, se ha manifestando en contra de conceder ningún tipo de moratoria o de aflojar los objetivos de déficit, es posible que España con la ayuda de Alemania, consiga que no se imponga ningún tipo de multa según establece el pacto fiscal firmado, por Rajoy y otros 25 dirigentes de la Unión.

Por eso, temiendo lo peor el ministro de Guindos, antes de asistir a la reunión del Eurogrupo se ha entrevistado con el ministro alemán de Economía, el poderoso Wolfgang Schäuble, que no ha tenido reparos en reconocer que España ha hecho un gran progreso en lo que se refiere a las reformas estructurales y al ajuste fiscal, y que lo importante es llegar a final del 2013 con un déficit del tres por ciento, que es la tesis que, al fin y al cabo, defiende el presidente del Gobierno español.

P.S.- Al final, después de defender con ahínco la soberanía de España para elaborar sus Presupuestos, y fijar un déficit del 5,8 por ciento del PIB, el Ministro de Guindos ha tenido que aceptar la decisión del Eurogrupo de fijar el déficit de este año no en el 5,8 como anuncio Rajoy, sino en el 5,3 que ha decidido la Unión Europea. Es decir un ajuste de 35.000 millones de euros (más otros 17.000 que hay que aportar para el rescate de Grecia), 5000 millones más de lo previsto en los borradores que se están haciendo de los Presupuestos generales del Estado para este año. Si difícil era llegar al 5,8, imposible es conseguir el 5,3 tres puntos y dos decimas menos que el año pasado…

2 comentarios
  1. LoLo69 says:

    Pues sí, menudo patadón al diccionario. Que, por cierto, es de la RAE, no RAC, que eso es una radio del grupo Godó.

Los comentarios están desactivados.