Gallardón se pasa a la teoría de la conspiración

El ministro de  Justicia, Alberto Ruiz Gallardon, parece haberse pasado definitivamente a la teoría de la conspiración, que sostiene que no se conoce la verdad sobre el atentado de Atocha y que, a pesar de que el caso esta juzgado y cerrado, hay que seguir investigando.

Esto. por lo menos, es lo que tuvo que oír de boca de la Presidenta de la Asociación de Victimas del Terrorismo (AVT), en el acto que se ha celebrado en los Jardines del Retiro, en el Bosque del Recuerdo, con ocasión del octavo aniversario del atentado del 11-M bajo su presidencia y la del fiscal general del Estado Eduardo Torres Dulce.

Gallardón parece coincidir con la teoría de la conspiración, si no no se entendería su actitud ante la decisión del fiscal Torres Dulce de abrir una investigación por obstrucción de la justicia contra quienes, supuestamente, destruyeron pruebas que estaban en los vagones en los que se produjeron las explosiones del atentado de Atocha.

La chatarra de uno de esos vagones, según una información del diario digital de Federico Jiménez Losantos “Libertad  Digital” ha  aparecido en un taller de Villaverde Bajo, extremo que ya se conocía  por un informe de RENFE que consta en el Sumario, pero que ha servido de argumento para la intervención del fiscal general del Estado en su intento de investigar un delito de obstrucción que, en el caso de que existiera, ya habría prescrito.

La intervención de Torres Dulce no se habría producido sin el visto bueno  de su superior jerárquico, el Ministro Gallardón, el político más atacado por quienes vienen defendiendo la llamada teoria de la conspiración, a la que siempre se ha opuesto, cuando ocupaba el cargo de Alcalde de Madrid, el actual Ministro de Justicia.

Gallardón, en su etapa de “verso suelto del Partido Popular”, ha sido sistemáticamente atacado por ese sector mediático que, con constancia e insistencia, viene defendiendo la teoría de que no se conoce la verdad sobre el atentado de Atocha, que se ignora la verdadera naturaleza del material explosivo utilizado en los trenes, que cabe la posibilidad de que  ese material explosivo fuese de utilización exclusivamente militar, que puede que estén implicados altos mandos policiales e incluso los servicios de inteligencia en una supuesta destrucción de pruebas y que  se sigue sospechando sobre la autoría de ETA.

Es más, insultado por Jiménez Losantos que aseguro que Gallardon era un obstáculo para averiguar la verdad sobre el ll-M porque lo único que quería era llegar al poder como fuese, aún sobre los cadáveres del atentado de Atocha, el alcalde llego a querellarse contra el conocido periodista que fue condenado por los tribunales

Gallardón, ante la sorpresa que ha producido  su actitud  que es posible que termine en alguna pregunta en la sesión de control del Parlamento, ha declarado que no se pueden someter a control parlamentario las decisiones del fiscal como si fuera órdenes del Gobierno, porque “este Gobierno no da órdenes al fiscal“

Por su parte, Pilar Manjón, Presidenta de la Asociación ll-M de Afectados por el terrorismo, ha arremetido contra el fiscal Torres Dulce, colaborador de Jiménez Losantos en esRadio, y ha asegurado que el cine pierde un gran critico. Igualmente, ha atacado a los medios que siguen dividiendo a las victimas con la teoría de la conspiración, especialmente al periódico “El Mundo” y a su director Pedro J. Ramírez.