El Congreso Popular y la reforma laboral

Mientras decenas de miles de manifestantes recorrían las calles de medio centenar de ciudades españolas, en la primera movilización que los sindicatos han organizado contra la reforma laboral del Gobierno del Partido Popular, Mariano Rajoy, especialmente preocupado por estas movilizaciones y sobre todo por la posibilidad de convocatoria de una huelga general, algo que han vivido casi todos los presidentes del Gobierno en la democracia, intentaba hacer una defensa cerrada de sus reformas económicas, especialmente de esa reforma laboral que, al final, ha salido mucho más dura, más radical y más agresiva de lo que todos esperaban.

Desde Sevilla, donde clausuraba el XVIII Congreso del Partido, el congreso que más poder ha otorgado a un dirigente político en la etapa democrática, y donde su candidatura ha recibido mas del 97 por ciento de adhesión incondicional, el presidente del Gobierno se ha referido a esa reforma tan contestada en la calle, por la potestad que se da a los empresarios para el despido libre por motivos, técnicos, de competitividad o simplemente de organización

La explicación de Rajoy, para poner en marcha todas esas reformas ,que ahora son contestadas en la calle, era que no le había quedado mas remedio que afrontar una situación de crisis total y tomar medidas desagradables, entre ellas esa reforma laboral que este domingo ha movilizado a los sindicatos y ha sacado a la calle a decenas de miles de ciudadanos, hartos de ajustes y de decisiones económicas, que consideran profundamente injustas, inútiles e ineficaces.

Una reforma laboral que el presidente del Gobierno, por su parte, ha calificado como “justa, necesaria y buena para el país”, que sitúa a España al mismo nivel que los países mas avanzados de la Union Europea” porque moderniza nuestra legislación y porque , sobre todo, acaba con las injusticias y las discriminaciones que arrastraba nuestro sistema de trabajo”.

Ésta es la reforma que estaban esperando más de cinco millones de parados, porque “si queremos que España crezca y cree empleo, hay que hacer esto que hemos hecho. Así lo creo, así lo siento y así se lo digo a todos los españoles”, ha asegurado Mariano Rajoy ante mas de tres mil compromisarios que no han puesto en duda ninguna de sus propuestas, que han votado como un solo hombre todo lo que se ha sometido a votación, y que han elegido una dirección política en la que la triunfadora ha sido la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal , que ha conseguido que no le nombren, como quería Javier Arenas y Soraya Saénz de Santamaría, un coordinador que equilibrase su poder.

El único que procurará ejercer ese poder de equilibrio será el que fue secretario general del partido y ahora sigue como vicesecretario, responsable de las Autonomías, Javier Arenas, a quien le han facilitado el definitivo camino para el triunfo electoral en las autonomícas del próximo 25 de marzo.

Como viene siendo habitual en él, Rajoy ha insistido en que la reforma laboral no creará empleo inmediato, en una coyuntura como la española, que presentó con un cierto aire de dramatismo y lejano a una recuperación, que exigirá seguir tomando medidas duras y desagradables.

Pero, a pesar de la dureza del camino a emprender, el presidente parece estar convencido de que la mayoría aceptará esos “sacrificios”: “Aceptaremos los sacrificios. Soportaremos las renuncias. Aprovecharemos mejor nuestros recursos. Y no cejaremos hasta que llegue el día en que podamos descansar y sentirnos, ante el mundo entero, orgullosos de nuestro esfuerzo”

No parece que los miles y miles de manifestantes que este primer domingo de movilizaciones han salido a la calle estén muy de acuerdo con ese diagnóstico de Rajoy, convencidos ellos, como están, de que siempre son los mismos a los que más se les pide.

1 comentario
  1. MikeLeMR says:

    ¿Confundir empresas con Estados está hecho aposta para confundir al personal? Juan Carlos I sólo sigue siendo necesario en sus fantasías de dormitorio señor Peñafiel. Fuera ya la familia real de los negocios! Así es como han amasado su inmensa fortuna al margen del fisco.

Los comentarios están desactivados.