Por qué puede ganar Carme Chacón

Carme Chacón puede considerarse la ganadora del 38 Congreso del PSOE que se celebra este fin de semana en Sevilla, hasta el punto que sus seguidores, encabezados por la mano derecha del presidente andaluz José Antonio Griñán, la secretaria de organización del partido en Andalucía Susana Díaz, han motado una fiesta de casi celebración para este jueves, cuando la mayoría de los responsables de las provincias andaluzas (Sevilla, Málaga, Córdoba, Almería y Huelva) acaban de manifestarse claramente a favor de la alternativa de la exministra de Defensa que, además, es le candidatura que defiende Zapatero.

Un pronunciamiento público que Rubalcaba y su equipo han calificado de inmoral, ilícito y como una maniobra para presionar al resto de los delegados, especialmente a los indecisos y a los de Cádiz y Jaén, que mayoritariamente, están a favor del exvicepresidente del Gobierno, con el objetivo de que cambien de voto ante el supuesto “efecto ganador” de la candidatura de la dirigente catalana.

Rubalcaba, que partió de seguro ganador, con el apoyo del aparato del partido y de la mayoría de los “barones” socialistas, ha ido perdiendo fuerza, al tiempo que Chacón que partió dentro de una gran precariedad, cuenta, actualmente, con el voto del PSC catalán, con la mayoría del voto de los delegados de Andalucía y, gran parte de Madrid, y de Valencia, ha ido ganando terreno, con un discurso populista, vacío de contenido, con frases hechas pero, disfrazado, de renovación generacional, cuando no de cierto victimismo.

Dentro de ese victimismo, ha salido a relucir el feminismo, al tiempo que se ha intentado explotar una falsa persecución y descalificación por ser catalana, mujer, y formar parte de un circulo de intereses políticos y económicos, al frente de los cuales se encuentra su esposo, el exsecretario de estado de Comunicación Miguel Barroso.

El Congreso que se abre este viernes en Sevilla, basculará entre la seguridad (Rubalcaba) y el riesgo (Chacón), ente el intento de recuperar las señas de identidad de siempre que ha representado, sobre todo, Felipe González o continuar con el “zapaterismo” que parecía ya superado, especialmente desde la derrota electoral del pasado noviembre.

Entre lo que quiere el aparato que no tiene nada que repartir después de los sucesivos debacles electorales y los barones autonómicos que han perdido en sus respectivas Comunidades, y los que quieren castigar precisamente a los barones y al aparato, pero, salvando a Zapatero y a su candidata Carme Chacón, porque piensan que hay que arriesgar y renovar aunque solo sea generacionalmente.

El Congreso se inaugura este viernes en un clima de enfrentamiento claro entre “rubalcabistas” y “chaconistas”, con acusaciones de juego sucio por parte de los partidarios de Carmen Chacón que no perdonan el que se haya sacado a relucir el poder político, económico y mediático, de su círculo más próximo, y con denuncias de presiones ilícitas por parte del exvicepresidente del Gobierno, en las que habría participado el presidente andaluz José Antonio Griñán, que no ha observado la neutralidad anunciada y que ha jugado claramente a la candidatura de Chacón.

¿Y Zapatero, qué? Zapatero, según la versión de uno de sus ministros que cenó recientemente con él, si votase con la cabeza votaría por Rubalcaba pero, si votase con el corazón, optaría por Chacón. Y, ya, según fuentes socialistas solventes, tiene decidido que votaría con el corazón, porque, además, está convencido de que su ministra continuará su obra.

1 comentario
  1. Chesmaloli says:

    Y andando el año subirán los precios de lo básico mucho más que ese 0,5%.
    Y volverán a perder poder adquisitivo los que viven del SM.
    Y como bien dice el autor, los arruinacajas disfrutando del expolio.
    Y se extrañarán de que Podemos sea primera opción.

Los comentarios están desactivados.