Cajas de Ahorros: Un saqueo impune

El escándalo de las prejubilaciones millonarias de los máximos responsables de varias Cajas de Ahorros (hasta ahora sólo se tienen datos de la CAM, Caja de Ahorros del Mediterráneo, y de la gallega Novocaixagalicia), ha entrado de lleno en la campaña electoral, ante el escándalo que supone que los responsables de la quiebras de las Cajas hayan sido los mismos que se han autopremiado con decenas de millones de euros en pensiones, rentas vitalicias y contractos de privilegio; han puesto en duda la labor de control que debía haber sido desarrollada por el Banco de España y por su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y, han abierto un debate sobre la necesidad de que intervenga la Fiscalía Anticorrupción, a instancias del Fiscal General del Estado para que se actue con la mayor dureza ante uno de los mayores saqueos económicos que se han producido en estos últimos años. Un saqueo que tendrá que pagar el contribuyente.

Hay que decirle al ciudadano que, entre lo que ha puesto, hasta el momento el Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) y lo que se ha comprometido a poner dentro del Esquema de Protección de Activos que puede superar los 4.300 millones de euros, el desastre de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, le va a costar a cada español cien euros equivalente a casi la totalidad del Presupuesto de un año del Ministerio de Defensa. Algo, que ha merecido que los administradores se hayan llevado materialmente el dinero de la caja con prejubilaciones de escándalo como la de la directora general de la CAM, María Dolores Amorós, que se ha auto impuesto una pensión vitalicia de 30.791 euros mensuales (369.497 euros anuales) que intenta defender incluso ante los Tribunales de Justicia.

Pero, tan escandaloso es el caso de la CAM como el de Novocaixagalicia, donde los cuatro directivos más importantes se han llevado finiquitos de 24 millones de euros, prácticamente los escasos beneficios que la caja gallega ha conseguido en los primeros meses de este año, antes de que la entidad entrase en una situación económica imposible, tan imposible que ha tenido que ser nacionalizada por el Banco de España.

¿Cómo es posible que se haya podido cometer semejante tropelía sin que los respectivos Presidentes de las Comunidades Autónomas de quienes depende la tutela financiera de las Cajas, se hayan enterado de que estaban atracando la caja?

¿Cómo es posible que el Banco de España y su máximo responsable, el gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, no tuviese información de lo que estaba pasando y hubiese impedido lo que es un auténtico saqueo?

¿Cómo es posible, en fin, que a estas alturas, no haya intervenido la Fiscalía Anticorrupción para aplicar la ley a lo que es un latrocinio por mucho contrato que existe de por medio, y se intente obligar a los causantes de lo que es una quiebra encubierta, la devolución del dinero que se han llevado?

¿Cómo es posible que quienes no pueden pagar las hipotecas pierdan sus casas y quienes llevan a la bancarrota instituciones financieras como las Cajas de Ahorros, se llevan el dinero del contribuyente?

1 comentario
  1. Chesmaloli says:

    Y cuanta razón lleva. Es desesperante oír una y otra vez lo de la generación más preparada de la historia.
    Tengo compañeros de trabajo en la treintena, licenciados, con Máster e inglés fluido, que no saben decir ni un solo afluente del Ebro, que escriben haber por a ver y que consideran que son cool porque escriben cualquier sonido k, con k. Kalle, korrillo, etc.
    “Pa llorar”

Los comentarios están desactivados.