Reforma constitucional: el gran triunfo de Rajoy

La reforma constitucional que esta semana pasara el último trámite en el Senado, le ha beneficiado electoralmente mas al Partido Popular y su líder Mariano Rajoy que al candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, según se deduce de la encuesta publicada este pasado fin de semana por el periódico El Mundo.

La encuesta, realizada entre el 29 de Agosto y el 1 de Septiembre, fechas en las que se debatió en el Congreso de los Diputados la reforma del artículo 135 de la Constitución que regula el control del definir presupuestario en la Administración central y en las Autonomías, beneficia claramente al Partido Popular , ante la creencia general de que es el líder del PP el que ha impuesto su criterio de déficit cero como única salida a las presiones del directorio franco/alemán y del Banco Central Europeo. Sobre todo, teniendo en cuenta que la tesis del déficit cero ha venido siendo defendida por Mariano Rajoy ante la oposición, la reticencia e incluso la  burla de los dirigentes socialistas que siempre han considerado que con el Pacto de Estabilidad era suficiente el control.

La encuesta del diario El Mundo da al Partido Popular una diferencia a su favor de casi quince puntos , lo que le colocaría en las elecciones del próximo 20 de Noviembre  en una comodísima mayoría absoluta  por encima de los 185 diputados  y ante un PSOE que obtendría  los peores resultados desde el inicio de la transición, peores, incluso, que los que consiguió Joaquín Almunia en el año 2000 y que provocó la mayor crisis dentro del PSOE, algo que propició la llegada de José Luís Rodríguez Zapatero a la secretaria general del partido.

Al fin y al cabo la encuesta del periódico El Mundo es un reflejo muy claro de lo que ocurrió la semana pasada en el Congreso de los Diputados donde la sensación generalizada fue que quien había  ganado la batalla de la reforma constitucional no era precisamente Ni el Presidente del Gobierno ni su sucesor Pérez Rubalcaba sino Mariano Rajoy que no podía ocultar su alegría por el primer acuerdo que en esta legislatura alcanzaba con los socialistas. La cara de satisfacción  de la bancada popular y sus aplausos contrastaba con los gestos serios y adustos de los socialistas que se consideraban claramente perdedores de una operación  en la que se han dejado muchos pelos en la gatera, especialmente en su entendimiento con los nacionalistas.

Así lo entiende también el último número del semanario británico The Economist que no solo da ya por amortizado a Rodríguez Zapatero, sino que considera que de hecho, quien está gobernando ya en España es Mariano Rajoy.

En un informe  que el semanario ha hecho público este fin de semana se pregunta “quien manda Aquí” para responderse que “cada vez da más  la impresión  de que Rajoy está ya en el asiento del conductor, hasta el punto de que un visitante que llegara por primera vez a España  creería que el Partido Popular está ya en el poder. “El último  giro de Zapatero, como las piruetas previas  en pensiones, reforma laboral y recortes de gasto, era una respuesta a, los mercados y a la canciller Ángela Merkel y al presidente Sarkozy”.

De forma sarcástica The Economist señala que Zapatero empieza la revolución de Rajoy y además, merece un aplauso por responder tan rápido a las sugerencias del canciller Merkel y  del presidente Sarkozy.

Tan seguro parece en estos momentos el líder de la oposición que ya ha abandonado ese mensaje optimista de que solo el triunfo del Partido Popular transmitiría la suficiente confianza como para que se produjese un cambio económico y en su primer mitin en Galicia, en Soutomaior, Pontevedra,  ha querido dejar claro que la salida de la crisis no va a ser nada fácil, que el país le queda una larga etapa de sacrificios , que salir de donde estamos va a ser complicado y, sobre todo, frente a la creencia de muchos que no existe una varita mágica capaz de solucionar los graves problemas en los que está metido el país y que necesitara del concurso de todos.