22M: La clave esta entre Barreda y Cospedal

“Si conseguimos que Jose María Barreda gane en Castilla-La Mancha a la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, que Guillermo Fernández Vara en Extremadura  conserve su puesto de Presidente, si hay posibilidad de un acuerdo con Izquierda Unida y la nueva candidata por  Aragón, Eva Almunia, que ha sustituido al numero tres del PSOE Marcelino Iglesias, es capaz de conseguir algún tipo de pacto con la Chunta Aragonesista, Izquierda Unida o el  PAR (Partido Aragonés Regionalista), habremos salvado los muebles, dada le herencia que hemos tenido que administrar y la crisis que hemos tenido que sufrir”.

Quien así se explica es un dirigente del PSOE que reconoce que han iniciado la campaña electoral con los peores pronósticos posibles, que sus mensajes no están calando en un electorado que tiene una tendencia natural a proporcionar un voto de castigo a Rodríguez Zapatero a pesar de su anuncio de que no repetirá mandato, que la sentencia del Constitucional anulando la ilegalización de Bildu por la Sala del 61 del Tribunal Supremo le pasara factura al PSE en tanto existe la creencia generalizada de que ha habido presiones políticas sobre el Tribunal  y sobre los miembros nombrados a instancias del PSOE, y que lo que pase al final el próximo 22 de mayo, en plena crisis de liderazgo, puede complicar el calendario electoral, a pesar del apoyo  al Gobierno del  Partido Nacionalistas Vasco, e incluso, las primarias, ya que seria inevitable un pacto entre el vicepresidente Rubalcaba, la ministra de Defensa Carme Chacon o cualquier otro candidato que pudiera surgir como tercera vía.

Y resumiendo mucho, la clave del 22-M, creen muchos socialistas,  puede estar en la guerra entre Jose María Barreda y la secretaria general popular Maria Dolores de Cospedal.

El propio Rajoy ha venido vendiendo que el triunfo de Cospedal en Castilla-La Mancha va a ser la antesala de lo que será el cambio en todo el país en las próximas generales. Cospedal, que no goza de muchas simpatías en amplios sectores del partido,  ha radicalizado su discurso, y Rajoy se la juega en Castilla-La Mancha después de veintinueve años de poder socialista.

Aunque la pelea en la autonomía esta entre Guadalajara y Ciudad Real, las dos últimas encuestas le da más posibilidades a Cospedal que a Barrera. Conseguir esa mayoría absoluta necesaria para gobernar, ya que ni Izquierda Unida ni Unión Progreso y Democracia  (UPyD) consigue entrar en el Parlamento.

La última encuesta del CIS, en la que todavía no se había  medido el efecto de la retirada de Zapatero (el gran caballo de batalla de Barreda que, además ha sido el que  mas ha venido presionando para que si hiciese publico,  antes de las elecciones municipales) le da la mayoría absoluta al PP, algo que viene a ratificar otra encuesta realizada por el periódico ‘ABC’ que sostiene que Cospedal ganaría por dos diputados de diferencia, uno en Toledo y, otro en Guadalajara

Un respiro para Rajoy que ha venido defendiendo la candidatura de Cospedal como si fuese la suya propia y , una notable derrota de los socialistas , convencidos de que, al final , dado que Barreda tiene mucha mejor valoración que su rival  y resulta también el mas valorado de todos los Presidentes autonómicos, puede producirse sorpresas.