La rueda de prensa frustrada de Carmen Chacón

La reunión que el presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero ha convocado este Martes en el Palacio de la Moncloa, treinta horas después de que el Presidente norteamericano Barack Obama anunciase públicamente la muerte de Osama Bin Laden a manos de un comando de las “Seal” (Sea, Air Land, Mar Aire y Tierra), la unidad de élite de la Infantería de Marina USA, parece responder más a razones internas de partido, que a necesidades políticas concretas relacionadas con el nivel de alerta ante posibles reacciones de grupos islamistas locales.

Según señalan fuentes bien informadas la comparecencia, a última hora de la mañana del Lunes del vicepresidente y Ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba realizando una valoración del significado de la desaparición del líder de Al Qaeda y de. las consecuencias que la acción emprendida por Estados Unidos podía tener en nuestro país, permanentemente amenazado por las redes islamistas que reivindican “Al Andalus”, produjo inmediatamente, la reacción de la Ministra de Defensa Carme Chacón que, en su pelea domestica que tiene con el vicepresidente, de cara a las primarias que tienen que celebrarse, después de las elecciones autonómicas y municipales del 22 de Mayo, decidido convocar una rueda de prensa para ese mismo Lunes a las cinco de la tarde.

La Ministra de Defensa que poco tenía que añadir a lo que Rubalcaba , como portavoz del Gobierno, había dicho esa misma mañana , y que convocaba una reunión en el Ministerio a la que asistía, entre otros el director del CNI (Centro Nacional de Inteligencia) Félix Sanz Roldan, no acepto de buen grado la suspensión de su rueda de prensa que , por lo visto ya había preparado con su marido, el ex secretario de Estado de Comunicación, Miguel Barroso, uno de los más estrechos colaboradores de Zapatero hasta su salida del cargo.

El contencioso se saldaba con la convocatoria de una reunión este Martes en el Palacio de la Moncloa, presidida por Zapatero, a la que asistían el vicepresidente Pérez Rubalcaba, la Ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez y la Ministra Chacón, con el objetivo oficial de analizar las medidas de seguridad a tomar tras el operativo americano que ha terminado con la muerte de Bin Laden.

Como otros países europeos, España ha reforzado la seguridad en sus embajadas del Magreb, Sahel, países africanos Pakistán y Afganistán, ha enviado instrucciones concretas a los cooperantes de trabajan en esos países y ha extremado las medidas de autoprotección de las tropas destacadas en el exterior, especialmente en Afganistán.

Ni se ha elevado el nivel de alerta, establecido en el nivel 2, en una escala de cuatro, lo que significa que la probabilidad de atentados yihadistas es simplemente “probable”, ni se han tomado medidas especiales de protección como en Bélgica o Alemania.

Para consolar, quizás, a la Ministra de Defensa el presidente del Gobierno ha aprovechado un acto electoral que tenía este mediodía en la Casa de América, con candidatas a las próximas elecciones autonómicas y municipales, para alabar a la que es su colaboradora desde hace siete años y asegurar que “siempre que estamos en manos de una mujer podemos estar seguros”.