Aznar: Dura y airada inauguración de la campaña electoral

Quizás sin quererlo (¿o queriéndolo?) el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha inaugurado oficialmente, con todo tipo de reproches y ataques la precampaña electoral de las autonómicas y municipales del 22 de mayo, ha acaparado todo el interés informativo y mediático y, en un mitin en Estepona ha arremetido contra los socialistas, que le han acusado de tener extraños intereses con Gadafi, contra el Gobierno, al que ha señalado como culpable de la actual situación de crisis de la Deuda pública y, personalmente, al presidente del Gobierno al que ha calificado como el peor presidente de la democracia española y al que ha bautizado como líder del “ridículo interplanetario”.

“El que dice que se va, (Zapatero) pero por si acaso se queda; el que dice que se va porque le han echado, ahora se disfraza de víctima y tiene la desfachatez de decir que aquel que no coincide con su política y sus opiniones es simplemente un enemigo y un adversario de España y está criticando a España. Y esa desfachatez es una desfachatez demasiado grave cuando aquí la única víctima que hay es precisamente España, víctima de sus errores, víctima de su despilfarro y víctima de su desgobierno”.

A raíz de la polémica provocada por el ex presidente del Gobierno, en la Universidad de Columbia en Nueva York, en una conferencia que el no sabía que estaba siendo grabada por un de las cámaras de seguridad y en la que mantuvo una cierta comprensión hacia el líder libio Muamar el Gadafi al que calificó de “amigo extravagante” de Occidente, que estaba combatiendo el terrorismo internacional y que había renunciado a su pasado de colaboración con el terrorismo,- una intervención que ha tenido amplio eco internacional y que el propio Aznar ha intentado matizar y aclarar, -Aznar, indignado ha sacado todas sus armas de destrucción masiva para combatir lo que él cree que es una gran manipulación de su intervención.

Una manipulación, según el ex presidente, propia de la campaña electoral, ya que como es costumbre Zapatero y sus hombres han sacado el “doberman a pasear”, al tiempo que se disfrazan todos de victimas y acusan a sus adversarios de “antipatriotas”.

“O te callas, -ha resonado Aznar al discurso del presidente del Gobierno en Bilbao el pasado fin de semana-o eres un antipatriota. O miras para otro lado, o eres un antipatriota. O te doblegas a su incompetencia, o eres un antipatriota. Es decir, que quieren que nos callemos o que miremos para otro lado o que nos dobleguemos. Y yo quiero decir que no nos vamos a callar, no vamos a mirar a otro lado y no vamos a ser palmeros de la incompetencia de este Gobierno ni de su presidente.”

Pero los pasajes más duros de su intervención en Estepona lo ha dedicado el ex presidente del Gobierno a lo que él ha llamado “historia de una manipulación absolutamente lamentable”, la supuesta manipulación sobre su conferencia en Columbia, una intervención justificatoria de la personalidad y de la trayectoria de Gadafi, que el número dos del PSOE José Blanco ha querido relacionar con intereses del yerno del ex presidente, Alejandro Agag, y el hijo del líder libio, Saif el Aíslan, visitante asiduo de España e intermediario de muchos de los negocios que se hacen en el país mediterráneo.

Ha sido lo que más le ha afectado a Aznar que, en tono encendido (solo hay que contemplar las fotos del ex presidente durante su intervención en el mitin) se ha limitado a relatar una serie de hechos.

Fueron los socialistas, los miembros del actual gobierno de Zapatero, los que ahora le acusan de ser amigo de dictadores, los que vendieron al entonces “amigo Gadafi” las bombas de racimo con las que en estos momentos “el enemigo Gadafi” está masacrando a su población civil. Fueron los socialistas los que durante años defendieron al egipcio Hosni Mubarak y al tunecino Ben Ali, amigos, y sobre todo, compañeros de pupitre de la Internacional Socialista.

“Y digo esto porque yo no sirvo para ser parapeto de la desvergüenza de nadie, y menos de los que están ahora en el Gobierno de España.”

Buen comienzo de campaña…