El desconcierto de ETA

El grave tiroteo que se produjo el sábado en varias localidades del centro de Francia entre dos importantes dirigentes de ETA (Itziar Moreno Martínez y Oier Gómez Mielgo) y gendarmes del vecino país, con el resultado un agente herido y los dos etarras detenidos, ha complicado el “alto al fuego permanente, de carácter general e internacionalmente verificable”, declarado por la organización armada el pasado 10 de enero, especialmente después del asesinato de un gendarme francés en marzo del 2010, de 53 años y padre de 4 hijos, durante un tiroteo en Dammarie-les-Lys, al oeste de París

Cuando la izquierda abertzale intenta, por todos los medios, estar presente en la instituciones y recurre la decisión de la Sala 61 del Tribunal Supremo por la cual se ha ilegalizado a la formación “Sortu”, al tiempo que se intenta, a través de Bildu, entrar en las listas que están confeccionado tanto Eusko Alkartasuna como Alternatiba para las elecciones del 22 de mayo, lo ocurrido en Francia complica no solo la situación de Batasuna , sino la de la propia banda, muy cuidadosa en el empleo de las armas en su actuación en el país vecino.

Si a todo esto, añadimos que a la organización terrorista le ha sorprendido por imprevista, la decisión del presidente del Gobierno de no presentarse a un tercer mandato, anunciada el pasado 2 de abril, el paréntesis que se abre para la banda es un paréntesis lleno de incógnitas.

Frente a la creencia de ETA de que el Gobierno, ante su difícil situación por la crisis económica, y por su desgaste político, no tendría más remedio que entregarse a una nueva negociación que le reportase réditos políticos, la realidad parece haber arruinado ese planteamiento, ya que con el anuncio presidencial, se abre un periodo de interinidad en el que es imposible cualquier tipo de contacto. Mucho más después de haberse filtrados las Actas de las últimas conversaciones con la banda que demuestran que el Ejecutivo ha venido practicando un doble lenguaje con el que ha llegado a desconcertar a la opinión pública.

El debate ahora, que además ha abierto la propia izquierda abertzale, es si se ha roto o no el alto al fuego declarado por la banda el pasado mes de enero. Para esa izquierda que engloba a Batasuna el tiroteo en el país vecino es un hecho “sumamente grave” e incompatible con el alto al fuego que decretó ETA hace unos meses.

La formación abertzale considera “inaceptable el tiroteo en el que resultó herido un gendarme” tanto por su gravedad como porque entorpece la nueva fase abierta en Euskal Herria”. Simultáneamente pide a ETA que se ratifique en”sus compromisos de alto al fuego y tome medidas para evitar que se repitan sucesos como este”.

Una declaración mucho más contundente que la realizada por”Bildu” que calificó lo ocurrido como de simple”incidente” que además, según ellos, no pone en riesgo el alto al fuego.

“Y mucho más contundente es la declaración de “Sortu” que no solo ha rechazado el tiroteo sino el rechazo inequívoco y ético del uso de la violencia, incluyendo la violencia de ETA y cualquier otra realizada con fines políticos pidiéndole además a ETA que hechos de esta naturaleza y cualquier otro de naturaleza violenta no vuelva a producirse en el futuro. Algo que va más lejos que lo que reconoce en sus Estatutos presentados en la Sala 61 del Supremo que no han sido legalizados pero que están pendientes del correspondiente recurso. Sortu en ningún momento pone en duda que el alto al fuego esté roto”.

El propio presidente del Gobierno no ha querido definirse sobre si hay ruptura o no del actual status, y ha insistido en que en cualquier circunstancia las fuerzas de orden público, tanto españolas como francesas, seguirán actuando con la máxima contundencia. Con las detenciones esta noche de dos miembros de comandos legales en la provincia de Guipúzcoa, son cuarenta el total de militantes y dirigentes de la banda que han sido detenidos desde la declaración del alto al fuego. Entre ellos, un jefe del aparato militar en el Sur de Francia.